Ally Spa July

0

¿Por qué el partido Republicano tiene a Candidatos Republicanos a Ambos Lados de la Cerca?

Por:  Joseph Wade, Asistente Legal – Oficinas Legales de Ally Bolour, APC

Luego de la victoria del Presidente Barack Obama en las Elecciones Presidenciales del 2012, el partido Republicano finalmente parece estar convencido de que su éxito a futuro y ganar las Elecciones Presidenciales del 2016 podrían requerir un cambio significativo en la postura del partido en relación a una reforma de inmigración para poder tener el voto hispano. Tristemente la base del partido ha insistido en mantener sus políticas de siempre.

El Senador Marco Rubio, quien lleva la delantera con la oportunidad de convertirse en el primer Presidente hispano de los Estados Unidos, está tratando de atraer a los votantes latinos, hasta habla en español y aparece en canales de televisión en español desde que anunció su campaña. Uno podría asumir que la estrategia de Rubio podría incluir políticas que los votantes hispanos apoyan ampliamente. Sin embargo, en una reciente entrevista con Fox News, Rubio declaró que la seguridad en la frontera debe ser el enfoque antes de que tome lugar cualquier reforma de inmigración.

El antiguo Gobernador Jeb Bush, hermano del antiguo Presidente George W. Bush, también ha cambiado su posición sobre una reforma de inmigración de manera consistente. Antes de 2009, Bush apoyaba firmemente la deportación de inmigrantes indocumentados. Desde 2009 su postura ha alternado entre apoyar el otorgar ciudadanía a inmigrantes indocumentados, a explicitamente oponerse a otorgar ciudadanía, llamándole a esto una “recompensa no merecida,” y ahora apoya el otorgar “residencia legal” a inmigrantes indocumentados, pero no la ciudadanía.

El Senador Rand Paul de Kentucky ha visto su popularidad crecer notablemente en años recientes al alejarse de otros Republicanos con sus puntos de vista liberales. Sin embargo, su postura en relación a una reforma de inmigración, al igual que otros pre-candidatos Republicanos, es vaga y basada en la creencia que la seguridad en la frontera debe preceder a cualquier reforma a las leyes de inmigración.

El Gobernador Scott Walker puede que sea una cara nueva, pero es más de lo mismo. Él originalmente apoyó el otorgar la ciudadanía a inmigrantes indocumentados, sólo para luego cambiar de parecer. Actualmente él cree que todos los inmigrantes indocumentados deberían regresar a sus países de origen y aplicar de manera legal para re-entrar a los Estados Unidos, mientras de manera simultanea quiere que sea más difícil para los inmigrantes entrar a los Estados Unidos legalmente.

Luego de los resultados en las elecciones del 2012, cualquiera que se convierta en el nominado del Partido Republicano lo más probable es que no sea electo Presidente sin el apoyo de los votantes hispanos. No te sorprenda que el ganador a la nominación por el partido Republicano de pronto se vuelva un campeón en reforma migratoria una vez que se enfrente a su oponente Demócrata.

Share.

About Author

Comments are closed.