Amor Vida June: El amor de padre – el rechazo paterno

0

El amor de padre – el rechazo paterno.
Por: Jorge Diaz

El mes de junio ya llegó; empieza el verano y todos los festivales GLBT, pero también es el mes en que celebramos el día del padre. Algunos de nosotros celebramos este día con nuestro padre, mientras otros pasarán ese domingo come cualquier otro día. Como hombre gay, he aprendido que la relación mas importante y fundamental en mi vida, es la relación con mi padre. Me he dado cuenta que es el hombre que nunca me va a ser infiel, nunca me va a lastimar y siempre estará a mi lado aunque sea el hijo más masculino o femenino. ¿Cómo es que las relaciones entre padre e hijo son impactadas desde muy chicos debido a las expectativas de lo que es “ser un hombre?” ¿Cómo esperamos poder tener o estar en relaciones saludables cuando ni siquiera tenemos una relación con nuestro padre simplemente por ser gay o bisexual? Tener una plática con tu padre sobre el amor y sexo no debería ser impactado por nuestra orientación sexual; el amor no tiene género. Un padre e hijo deberían poder tener esa plática sin el estigma o vergüenza de que estás hablando de sexo y prevención con tu hijo gay.

Cuando analizo las cifras que demuestran el incremento de infecciones de VIH entre hombres latinos o las vidas dañadas por el uso de “crystal” me preguntó ¿estará relacionado con la falta de un padre que nos eduque y guíe? ¿Buscamos el amor en cada cita romántica o sexo casual? ¿Andamos con una pareja y otra buscando el amor o llenando un vacío que quedó por la falta de nuestro padre? Es triste que la relación fundamental entre padre e hijo se rompa simplemente por nuestra orientación sexual o expresiones afeminadas o masculinas. Muchos venimos de hogares donde el ejemplo paterno no existe. Algunos venimos de experiencias donde el abuso físico era la manera de enséñarnos cómo ser “hombrecitos.” Otros venimos de experiencias donde nos lastimábamos o caíamos de la bicicleta, y en vez de recibir auxilio de nuestro padre, lo que escuchábamos era “¡levántate, no llores, eres hombre!” ¿Realmente somos hombres o niños? ¿Cómo podemos ser hombres saludables cuando tenemos tantas experiencias que nos enseñan a no demostrar o expresar nuestras emociones?

Para esos chicos que tienen a su padre, disfruten y cuiden esa relación. Para ese chico que fue rechazado por su padre, admiro tu valentía y espero que puedas encontrar las herramientas para seguir procesando tu dolor. Y para esos padres que han rechazado a sus hijos y no han podido vencer los factores culturales o religiosos, los reto a que redefinan lo que es “ser hombre” y lo que realmente significa tener un hijo gay. Espero que se den cuenta lo hermoso que es y el orgullo de tener un hijo gay. Los reto a que analicen que quizás ser un hijo “caballero” vale mas que ser un hijo “macho.” Le dedico este artículo a mi padre Francisco, y a todos los padres que aman y aceptan a sus hijos tal y como son.

Share.

About Author

Comments are closed.