Charo, Guitarra con Pasión

0

Muchos cantantes se hacen acompañar de una guitarra para interpretar sus canciones, pero para Charo la guitarra lo es todo. Cuando ella toca la guitarra, no hay ningún otro elemento más importante en sus conciertos, ningún otro instrumento sobresale más, ninguna voz. Charo se ha convertido en toda una leyenda como guitarrista desde que vino de España siendo muy jovencita. Actualmente tiene un show en Las Vegas donde toca con toda la pasión que la catacteriza.

Fotos cortesía de BRAINtrust Marketing + Communications

Fotos cortesía de BRAINtrust Marketing + Communications

Alberto: Hablemos de tu show en Las Vegas.
Charo: Yo produzco shows, pero esta ha sido la mejor producción que yo he hecho en toda mi carrera. El secreto es que he vuelto a mis raíces, lo que llevo dentro de mi sangre, lo que nadie puede hacerlo, lo pueden imitar pero no hacerlo, y de esa manera no hay competencia en la ciudad más mágica y más competente del mundo entero. Este show se llama “Charo in Concert: A Musical Sensation, at the Riviera Hotel & Casino in Las Vegas” con los mejores bailadores de flamenco de Barcelona y Sevilla.

Alberto: Descríbenos un poquito más de manera visual cómo es tu show.
Charo: Mi show es una combinación. La primera parte del programa es una selección de los top ones en este momento de hits internacionales, de música con energía pop y salsa, todo lo que está probado que la gente joven va a disfrutar, no es música del pasado, es música del momento, porque atraemos a muchos jóvenes, sobre todo durante el fin de semana.

Alberto: ¿Por cuánto tiempo vas a estar haciendo este show en Las Vegas?
Charo: Hasta diciembre. Te quiero seguir describiendo el show. El sonido es buenísimo, el show es muy elegante, pero después de los primeros 40 minutos de paz y salsa con un vestuario extraordinario cambio el concierto, con una energía de tecno, de salsa, con una coreografía extraordinaria, y se convierte todo como si el público estuviera en el Carnegie Hall o en la Sinfónica de San Diego, dondequiera que haya una sinfónica, ahí es donde nos sentimos con los efectos de luz, la música y yo tocando mi guitarra en tuxedo, y todos los músicos, es como magia. Entonces es cuando la gente de verdad se emociona. Muchos latinos. Incluso tocamos temas por petición.

Alberto: Tienes ya gran parte de tu vida en los Estados Unidos, pero tengo entendido que al principio no hablabas inglés.
Charo: Ni una palabra. Pero la frase “cuchi-cuchi” me ayudó mucho.

Alberto: ¿Cómo surgió esa frase que te identifica?
Charo: Pues mira Alberto, si te lo digo voy a destruir la imaginación de la gente que cree que cuchi cuchi significa algo diferente, pero si tú estás decidido a oir una historia verdadera y la más estúpida que existe tengo el tiempo para ti.

Yo vengo de una familia de agricultores, teniamos muchos animales, muchos no eran para venderlos sino para vivir de ellos, de la leche, de los huevos, los conejos…pero la mayoría de su income era la agricultura, en el sur de España, una ciudad que se llama Murcia, muy cerca de Valencia. Mis abuelos tenían muchas tierras, no dinero, muchas de las tierras ellos con el tiempo las compraron, otras eran arrendadores, ellos le trabajaban la tierra a gente rica. La suerte era que ni mi hermana, ni yo ni mis primos pasamos hambre porque comiamos lo que daba la tierra, mi abuela quería mucho a los animales, pero casi como fanática, ella no podía ver que los animales fueran atados ni abusados. Los animalitos que la gente no quería los recogía, les salvaba la vida. Un día, la llamaron “señora Rosario, acaban de atropellar a un perro, está muriendo en una calle, fue con un carretón, lo llevó a casa y lo empezó a curar como pudo, y su sorpresa fue que aunque se quedó handicap sobrevivió, le llamaron “Cuchillo”, porque cuando mordía no dejaba de morder.

Yo me hice muy amiga de Cuchillo, porque por tener cuatro años, era la más pequeña de mis primos, nadie quería jugar conmigo, luego Cuchillo y unas cuantas gallinas eran mis pets. Cuchillo estaba feliz cada vez que me vehía, porque yo le daba pan, lo que me dieran a mi para comer lo repartía con Cuchillo, y se hizo mi íntimo amigo.

Cuchillo no se movía como los perros porque seguro que no tenía suficientes huesos en la espina dorsal, hacía un movimiento muy cute, lo copié, y cuando me daban un caramelo o algo, hacia lo mismo que el perro… ”como Cuchi, como Cuchi”, que quería decir que yo podía moverme como Cuchillo.

Nadie vio que era el perro que se movía, y creyeron que yo había creado esa frase, ese movimiento, y cuando yo vi que se reían dije “Oh my God, aquí hay business”. Cuando estaba en problemas, cuando estaba en la escuela, cuando me iba mal…hacía “cuchi cuchi”, y hasta las monjas reían, y me daban pesetas… ”haz lo que siempre haces”, mis primas me veían como diciendo “esta está loca”, pero yo “loca my ass”, yo tenía siempre el bolsillo lleno de “perro-gordo” que es como las “quarters” y pesetas, entonces yo decía “cuchi cuchi cuchi” y todos “ja-ja-ja-ja-ja.”

Llegué a América, y en Tonight Show me invitaron con Johnny Carson, no hablaba una palabra de inglés, me dijeron “si le caes bien llegaste a América, si le caes mal this is it”. Imagínate, era el sueño de mi vida, tenía 16 años y tenía que ‘make feel good’ a Johnny Carson…no importa lo que preguntara, yo nadamás que tenía que decir “yes”, si me decía “eres una pendeja”, yo “yes”, “eres una idiota”, “oh, yes”…ese era mi commitment ese día, decirle “yes” a todo. Él me miraba de una manera extraña porque yo no sé lo que me estaba preguntando, y yo decía “yes”. Entonces, cuando vi que estaban reaccionando mal, como diciendo “what is going on with that girl”, me levanté “cuchi cuchi cuchi”, empezó la gente a reir, me seguía preguntando y yo “cuchi cuchi”, al día siguiente el teléfono no paraba “who is that girl”, y yo que venía preparada completamente por la escuela de Andrés Segovia, personalmente por Andrés Segovia, y graduada con honor, yo escribo y te leo música mejor que español o cualquier otro idioma…a nadie le importó si yo tocaba la guitarra, todo se resumió a “cuchi cuchi”.

Alberto: ¿Y por ese amor a esos animales se debe que tú seas miembro de PETA?
Charo: Pues claro que sí, debí heredarlo de mi abuela, yo sé, porque yo como jamón y yo como chorizo, que la gente necesita proteinas, eso es correcto así como es la vida, pero en lo que yo no estoy de acuerdo es el sacrificio que se le hace a un animal para divertirse. Para comerlo, si se le mata a prisa…como en España, ahora me he enterado, que ahora los ponen en una cosa como para que no sufran, no sé si es verdad, o si me han dicho eso para que no hable, pero que no los deshuellan como hacían en mi época. Yo qué quisiera que un día los toros les llegaran una picada, una cornada al torero por el culo y lo mandaran a Tijuana.

La cosa es que este sacrificio que se hace a este animal, y te lo puedo decir porque han mandado espías como si fueran mozos, por parte de la Animal Protection, y te vas a quedar de piedra cuando te diga lo que le hacen al toro…de acuerdo con pruebas de video e informes, días antes de que el toro salga empiezan a drogarlo, muy poca comida y muy poca agua para que esté muy débil y deshidratado. Lo ponen en un espacio muy reducido y le tiran sacos de arena a los riñones y a la espalda para aflojarle y que tenga dolor en los músculos…lo atan y le ponen al descubierto algunos nervios hacia la punta del cuero, es como cuando tú tienes un diente que está expuesto al nervio y te ponen el nervio de punta…cuando el toro quiere darte una cornada salta para atrás porque siente el dolor del nervio que está expuesto, y hay evidencias de eso.

Entonces, cuando empieza la fiesta taurina y sale el torero muy guapo y vestido de todos colores y diciendo “ole ole”, con su cuadrilla, todo mundo está muy contento cantando “viva viva el torero”…ese toro cuando sale, no sé si habrás visto cuando empieza la gente a decir “buuu”, porque la mayoría de ellos salen corriendo y se caen, porque ya las piernas no les responden, están flojos, no han comido, están mareados, están medio drogados, entonces empieza una tortura, una tortura de la época de los romanos, de los gladiadores. Empieza el picador en los riñones y en el hígado, empiezan los banderilleros, empiezan los novilleros a marearlo. Cuando llega el matador, ya ese toro está desesperado, si tú observas al toro, anda sangrando y buscando por qué puerta salió para meterse, sabe que ha perdido la batalla, quiere vivir. Tú dices ¿Qué le pasó a los españoles? y ¿por qué los españoles han seguido esa tremenda barbaridad de mucho tiempo? En Portugal ya no matan al toro, y tengo entendido que en Colombia están tratando de evitar esa tortura, ¿por qué los españoles siguen haciendo eso? Es una tortura de 50 minutos.

Oye, estamos en el 2009, ¿por qué no torear un poco sin sangre, que el público se divierte y el turismo no se asusta, porque yo empecé con esta campaña cuando me vendieron un ticket para una fiesta taurina y ya ahí yo no pude ver, me fui enferma y gritando y llorando una vez que comenzó…yo escribí al presidente de la fiesta taurina, por eso me asocié con PETA, y dijimos “pues, qué podemos hacer para civilizarlos”, pero no hay forma, lo único que he conseguido es que…”debido a que Charo dice que los turistas se ofenden, no vamos a televisarlo”, ¿pero qué coño es eso? No estaba hablando de lo que televisen, claro que tienen protesta cuando lo televisan, porque imagínate en un close-up cuando ven a ese pobre toro sangrar por los ojos y muriendo poco a poco, o sea que no he conseguido nada.

Alberto: Volviendo a tu show, me parece increible que después de 40 años tú sigas haciendo estos shows, ¿cómo le haces?
Charo: Bueno, porque mi pasión es la música, la energía que el público me da cuando me dan dos o tres apluasos todo mundo parado “Bravo, bravo, viva”. Cuando yo toco la guitarra, nadie, ni tose ni respira, se convierte en un ambiente extraordinario, eso es lo que yo necesito para ser feliz. Por otra parte, hay algo que siempre me rio y hago chistes de mi edad porque yo vine tan joven y mi edad se me cambió para mayor para poder trabajar en los casinos del hotel Flamingo y del hotel Cesar Palace que no permitían a menores de edad, que yo me divierto mucho porque me miran como diciendo “pero no es posible, yo la vi hace 25, hace 40 años, pero como es posible” y yo me divierto muchísimo de la confusión que hay con el público.

Alberto: Ya que tocaste el tema de la edad, siempre ha hábido una controversia con tu edad, se dice que naciste en 1941, tú has mencionado que no, que fue en 1951.
Charo: Así es, y me rio mucho, me han invitado varias televisiones, tengo una oferta para ir a donde tú quieras, Oprah o Larry King, para traer mi birth certificado, para traer todavía a maestros que se acuerdan de mi, pero qué voy a ganar, lo que yo me divierto es la controversia.

Alberto: También se dice que cuando te cambiaste la edad fue cuando tu primer matrimonio porque eras muy chiquita.
Charo: Eso se dice y eso es la verdad pero yo ya cierro la boca. Como decía mi abuela “si dicen que misa”, eso es algo del pasado en lo que hay gente muy importante involved, y le hicieron un favor a ese señor (su primer marido) para que yo pusiera una edad enorme, muy exagerada, y nadie me molestara cuando trabajaba como menor en lugares donde hay juegos y hay licor. Eso fue antes de que yo tuviera 16 años.

Alberto: Felicidades por tu larga carrera y por el show que estás presentando actualmente en Las Vegas.
Charo: Muchísimas gracias por tu interview y dile a todo el mundo que van a estar proud si vienen a ver al Riviera este show.

Felicidades a Charo por su larga carrera y por seguir tan vigente como al principio. Para comentarios sobre esta entrevista puedes escribirme a aorozco@adelantemagazine.com

Charo: Guitar with Passion

Many performers use their guitar as a means to accompany their songs. But for Charo the guitar is everything. When she plays the guitar, there is no other instrument or element as important; not even a voice. Since her arrival from Spain as a teenager, Charo has become a true legend as a guitarist. She is currently starring in a hit show at the Las Vegas Riviera Hotel & Casino, where she performs with all her characteristic talents and passion.

Alberto: Tell me about your Las Vegas show.
Charo: I’ve produced shows…but this has been the best production I have made in my entire career. The secret is that I went back to my roots, what’s in my blood, what nobody else can do…what others can imitate but never accomplish.

That’s why the show is not rivaled in the most magical and competitive city in the whole world. The name of the show is “Charo in Concert: A Musical Sensation at the Riviera Hotel & Casino in Las Vegas.” The show features the best flamenco dancers from Barcelona and Sevilla.

Alberto: Describe your show in a more visual way.
Charo: My show has lots of variety. The first part of the program features top contemporary and international selections including energetic pop and salsa music, the songs that are popular with young people. Not much from the past, because many of the attendees to the shows are young people.

The sounds are really sharp and the show is elegant, but after the first 40 minutes of this calming salsa music, there is this sudden shift in the format. There is an extraordinary change in the visuals, and the concert moves into one of techno energy, salsa, with extraordinary choreography, and the ambience becomes one as if you where in Carnegie Hall, New York or at the Symphony of San Diego. There are lighting effects and I play the guitar in a Tuxedo with all the musicians, it’s like magic. That is when the crowds really get exited. Many Latinos are in attendance.

Alberto: You have been living in the United States for a long time now, but at the beginning you didn’t speak any English.
Charo: Not a word! But the phrase “Cuchi-Cuchi” helped me out a lot.

Alberto: How did you come up with that phrase which now is your signature trademark?
Charo: Well, look Alberto, if I tell you about it, many people will change the way they think about it. But, if you want to hear the true story and perhaps the most stupid story of all, I have the time to tell you. I come from a family of farmers and we had many animals, not necessarily to sell them but to live off them. The milk, the eggs, meat, etc., but the main income was agriculture. It was in the South of Spain in the City of Murcia, very close to Valencia. My grandparents had lots of land area and not necessarily money.

My sister, my cousins and I were never hungry. My grandmother was an animal rights person. She loved them and one day she picked up a dog that was hurt and took it home. The dog became handicap after that and they called him “Cuchillo.” Cuchillo, because when he would chew something he would not stop.

Cuchillo and I became close friends because when I was four years old, nobody wanted to play with me. Cuchillo and some chickens were my pets. Cuchillo would get very happy every time he’d see me, because I gave him bread and just about anything else I had to eat. We were very close friends!

Cuchillo couldn’t move like the other dogs, because of his injuries and problems with the bones in his spine. But he moved very cute. And I would imitate his moves and when someone would give me a caramel or something like that, I would move like the dog, “like Cuchi, like Cuchi” meaning that I could move like Cuchillo.

Nobody really cared how the dog moved; they thought that I came up with that movement and phase. When I saw that it was funny for people to see, I said “Oh my God, there’s an opportunity here.” So, when I would get in any type of trouble, while at school or when something else was going wrong, I used to say “cuchi cuchi” and even the Nuns would smile at me and would give me pesetas (coins). They’d say “do what you always do” and my cousins would look at me like “this girl is crazy” but, “crazy my ass”! My pockets were full of “perro-gordo”. These are like quarters, and pesetas (dollars).

So, when I came to America I was invited to be on the Tonight Show with Johnny Carson, and I didn’t speak a word of English back then. And someone told me “if Johnny likes you, you have made it in America; and if he doesn’t like you, that’s it.” Imagine that! To make it was the dream of my life; I was only 16 years old and to make Johnny Carson laugh and feel good, no matter what he would ask, I had to say “yes.” If he said “you are a fool”, I’d say “yes”. You “are you an idiot”, “oh, yes!” That was my commitment that day; to say “yes” to everything. So, the show is going on and he was looking at me in a strange way. I didn’t know what he was asking me, I was just saying “yes.”

When I saw that he was not reacting positively, as if he were thinking, “what is going on with this girl?”, I stood up did the “cuchi, cuchi, cuchi” and the audience started to laugh, he continue asking and I continued “cuchi, cuchi.” The next day the telephone didn’t stop ringing. The questions would be “who is that girl?” You know, I went to the Andres Segovia prep school, graduated with honors, I write music better than Spanish or any other language, but nobody cared if I played the guitar! All that mattered was “cuchi cuchi”.

Alberto: Wow. That’s an awesome story. Is it because of your early love for animals and Cuchillo that you became a member of PETA?
Charo: Yes, I should thank my grandmother for that. I eat ham and pork sausages because humans need protein, that’s the truth of life as is, but what I can’t stand is the senseless sacrifice of animals for fun. It would be great if one day the bull would actually just kick the torero’s ass and send him back to Tijuana! Animal rights activists have sent spies to see the way the bulls are treated, and you will be shocked when I tell you what they do to the bulls. According to videos and other reports, days before the bulls are baited they give drugs to the bull, limit food and almost no water, so the bulls are weak and dehydrated. They put the bulls in a small space and do other terrible things to weaken the bull and provoke muscular pain. They expose and tie back some of the nerve endings on the front of the animals mouth, sort of like when you have a tooth with exposed nerves and the nerves get pulled. When the bull goes to thrust the torero, it jumps back because it feels intense pain on those exposed nerves. There is evidence they do this. I began with a campaign against all this because I went to see a bull baiting, and I couldn’t watch. I stood up and left there crying. That is why I became associated with PETA, but this terrible practice continues the same there.

Alberto: Getting back to your show, it’s incredible that after 40 years you still continue these quality performances. How do you do it?
Charo: Well, my passion is music. The crowds shouting “bravo, bravo, and viva!” gives me so much energy. When I play the guitar, it becomes an extraordinary experience and that’s what I need to be happy. On the other hand, it’s always fun for me when I make jokes about my age. Because I came so young to the United States to work, my age was changed. That was how I was able to work at the Flamingo and Cesar’s Palace hotels. People look at me as if to say “but, this is impossible, I saw her like 25 years ago, like 40 years ago! How can this be possible” and it’s simply very funny, all that confusion and controversy about my age.

Alberto: Now that you mentioned it, some people say that you were born in 1941, but you have said that it was actually 1951?
Charo: And so it is, and I laugh a lot. I have my birth certificate to show on any TV show and I have a standing invitation with either Oprah or Larry King to show it. But what’s in it for me? I like the controversy.

Alberto: Some people also say that you changed your age when you married the first time because you were so young.
Charo: That has been said and that’s true, but I now keep my mouth closed. People can say whatever they want. The truth is that there are many people involved in it. That was before I was 16 years old.

Alberto: Congratulations on your long career and on your current show Las at the Riviera Hotel and Casino in Las Vegas.
Charo: Thank you very much for the interview and tell Adelante readers that they will feel proud when they come to the Riviera to see the show.

Congratulations to Charo from Adelante Magazine. For comments on this interview you can e-mail me at aorozco@adelantemagazine.com

Por: Alberto Orozco

Share.

About Author

Comments are closed.