¡DESPUÉS DE DOMA!

0

La decisión de la Suprema Corte en el caso United States v. Windsor declarando al artículo 3 de la Defensa del Acta del Matrimonio (DOMA por sus siglas en inglés) como inconstitucional ha tenido un efecto masivo en la igualdad de derechos para las parejas gays en el área de las leyes de inmigración. El artículo declaraba que el matrimonio es entre un hombre y una mujer. Esta definición prohibía a las cortes federales reconocer cualquier otro tipo de matrimonio. Esto significa, para propósitos de inmigración, que los esposos(as) del mismo sexo no podían recibir los mismos beneficios otorgados a las parejas heterosexuales.

Ahora, con igualdad de derechos para propósitos de las leyes de inmigración, las parejas del mismo sexo disfrutan de los mismos derechos que las parejas heterosexuales. Un ciudadano de los EE.UU. quien está casado con alguien que no es ciudadano de los EE.UU. puede ahora aplicar para obtener un ajuste de estatus (tarjeta verde) para su pareja que no es ciudadano(a) de los EE.UU. Esto incluso puede ser posible si quien no es ciudadano de los EE.UU. entró al país sin autorización solicitando un perdón al gobierno por su presencia fuera de la ley.

Un ciudadano(a) gay de los EE.UU. puede también ahora solicitar una visa para su prometido(a) no ciudadano(a) de los EE.UU. quien es su pareja y vive en el extranjero, y con quien tiene intención de casarse. Las parejas del mismo sexo también pueden ser elegibles ahora para la visa K-3, la cual aplica en casos donde un ciudadano(a) de los EE.UU. quien ya está casado(a) con su pareja que actualmente vive en otro país, intenta solicitar al gobierno que le permita a su pareja entrar a los Estados Unidos.

Alguien que no es ciudadano de los EE.UU. podría también reabrir una orden final de un juez de inmigración para que la corte pueda ahora reconocer su matrimonio. Incluso puede ser posible que se le permita a una pareja del mismo sexo, quien ya ha sido deportado(a) regresar a los EE.UU. debido a su matrimonio.

Por supuesto, hay muchos otros factores que determinan si alguien que no es ciudadano de los EE.UU. puede buscar entrar o recidir en los EE.UU.; esto podría ser su historial criminal, actividades terroristas, salud, y su economía. Cualquiera de estos motivos, y muchos más, pueden impedir la admisión o el ajuste de estatus de una pareja del mismo sexo; sin embargo, a alguien que no es ciudadano de los EE.UU. ya no se le puede negar la admisión o ajuste simplemente porque están en un matrimonio del mismo sexo, en lugar de un matrimonio heterosexual.

Cada caso es único, y este artículo no tiene la intención de servir com consejo legal, y no debe ser tomado como tal. Si crees crees que tú y tu esposo(a) pueden ahora ser elegibles para los beneficios bajo las leyes de inmigración, debes consultar a un abogado sobre los puntos específicos de tu caso.

AFTER DOMA!

The Supreme Court’s decision in United States v. Windsor declaring article 3 of the Defense of Marriage Act (DOMA) unconstitutional has had a massive effect on equal rights for gay couples in the area of immigration law. Article 3 stated that marriage is between one man and one woman. This definition prohibited federal courts from recognizing any other type of marriage. This meant, for immigration purposes, that same-sex spouses could not receive the same benefits granted to heterosexual couples.

Now with equal rights for purposes of immigration law, same-sex couples enjoy the same rights as heterosexual couples. A U.S. citizen who is married to a non-U.S. citizen can now apply for an adjustment of status (green card) for their non-U.S. citizen partner. This may even be possible if the non-U.S. citizen entered the country without authorization by requesting a waiver for unlawful presence from the government.

A gay U.S. citizen can also now seek a fiancee visa for a non-U.S. citizen partner living abroad whom he or she intends to marry. Same-sex couples could also be eligible now for a K-3 visa, which applies in cases where a U.S. citizen, already married to a partner who is currently in another country, attempts to petition the government to allow his or her partner to enter the United States.

A non-U.S. citizen could also possibly be able to reopen a final order from an immigration judge on the grounds that the courts can now recognize his or her marriage. It may even be possible to allow a same-sex partner who has already been deported to return to the United States due to his or her marriage.

Of course, there are many other factors that determine whether or not a non-U.S. citizen can seek entrance or residency in the United States; such as criminal history, terrorist activities, health, and economic grounds. Any of these reasons, and many more, could prevent the admission or adjustment of status of a same-sex partner; however, a non-U.S. citizen can no longer be denied admission or adjustment solely because they are in a same-sex marriage instead of a heterosexual marriage.

Every case is unique and this article is not intended to be legal advice, and should not be taken as such. If you believe you or your spouse may now be eligible for benefits under immigration law, you should consult an attorney about the specifics of your case.

By: Scott Emerick, Law Clerk, Law Offices of Ally Bolour

Share.

About Author

Comments are closed.