E. J. Bonilla – De Obra Musical en High School a Actor de Cine

0

Descubrí a E. J. Bonilla (Edward Joshua Bonilla) al ver la película Musical Chairs. E. J. es un actor muy joven, de tan sólo 24 años, es hijo de padres puertorriqueños, nacido en Brooklyn, Nueva York. Al poco tiempo de ver Musical Chairs, por medio de la agencia de relaciones públicas que está promoviendo la película surgió la oportunidad de entrevistar a este chico guapo, que al solo verlo se siente agradable, sencillo. Y no me equivoqué, al estar platicando con E. J. realmente resultó un chico con el que se puede platicar de manera relajada y profunda, aun con las limitaciones de los idiomas, ya que lamentablemente E. J. no habla español, y tuvimos que platicar con mi inglés que no está al 100%. E. J. culpa a su abuela y su mamá el haberse integrado completamente dentro de la cultura norteamericana y no enseñarle español, su abuelo incluso prohibía que se hablara español en la casa, y lo recuerda como un tipo machista. E. J. me comentó que le da pena no saber español, que se le hace casi rudo no poder hablarlo, y quiere aprender porque de esta manera podría interactuar en diferentes medios, incluyendo aquellos de habla hispana.

Fotos cortesía de Big Picture Media

Le pregunté a E. J. si cree que en la actualidad aun hay muchos estereotipos en el cine cuando se trata de los latinos, él dice que sí, aun se ve mucho, pero afortunadamente es menos, a él le encantaría que a los actores los reconocieran simplemente como actores, y no hubiera las clasificaciones que en la actualidad se hacen, que no se le clasifique como un “actor latino”, ya que ese tipo de etiquetas no se usan con los actores anglosajones, son simplemente actores. Él se identifica como latino, pero lo que hace es actuar, dice. E. J. también nos comenta que al principio de la carrera como actor, a los actores de origen latino por lo general se les da papeles de chicos de barrio, poco inteligentes, a veces un poco denigrantes, pero ya al pasar el tiempo y habiendo pasado por esas pruebas, él puede y quiere escoger mejor los personajes que interpreta.

E. J. se considera a si mismo afortunado, ya que pudo comenzar su carrera de actuación cuando aun vivía con su mamá, estudiando en High School, mientras la mayoría de los actores están ya preparados pero tienen que tocar muchas puertas y hacer muchos trabajos mientras esperan una oportunidad. Mientras estaba en High School, E. J. participó en una adaptación de la obra Grease, hacían como que cantaban, mientras bailaban y actuaban. Nunca había bailado o actuado frente a un público, nungún otro chico de su escuela quería “hacer el ridículo” en el escenario con ese papel de John Travolta, y ese papel fue el detonante que le hizo enamorarse de la actuación, y se dio cuenta que eso es lo que quería hacer por el resto de su vida, asi que en la escuela se inscribió en clases de actuación y también comenzó a tomar clases de baile.

En el 2006 tuvo las primeras invitaciones a participar en capítulos de series de televisión, su gran oportunidad se dio con el personaje de Rafe en la telenovela Guiding Light, donde participó desde 2007 hasta 2009, año en que fue nominado a un premio Emmy en la categoría de “Outstanding Younger Actor” en serie dramática. Le pregunté a E. J. cómo se sintió con esa nominación, y si esto significó para él la reafirmación de haber tomado el camino correcto, ya que la nominación vino a solo tres años de haber comenzado a actuar y sin haber tenido una preparación formal como actor, E. J. pareció sorprenderse, ya que realmente no lo había pensado de esa manera, y al ver hacia el pasado se da cuenta que realmente tres años no fue nada y que fue muy afortunado.

E. J. me confesó que ha través de los años, pero sobretodo al inicio de su carrera, las escenas que más trabajo le han costado son aquellas donde tiene que representar a alguien de una posición social/económica elevada, ya que él creció en un barrio pobre de Nueva York y realmente no supo lo que es crecer con dinero, por lo tanto se sentía inseguro al representar esos personajes, sentía como que se delataría, como que la gente podría notar que era un chico pobre haciendo el papel de un chico rico. Pero con el tiempo ha aprendido a sentirse cómodo interpretanto todo tipo de papeles, incluyendo aquellos que se tratan de chicos que han nacido y crecido en familias de una posición económica elevada.

Volviendo a la película que nos dio la oportunidad de entrevistar a E. J. “Musical Chairs”, esta es una película que tuvo un lanzamiento limitado hace justo un año, pero que por falta de fondos por ser una película independiente no tuvo éxito y ahora se está tratando de promover y mostrar en las salas de cine nuevamente. En esta historia Bonilla se enamora de una bailarina que sufre un accidente y tiene que usar silla de ruedas, Bonilla está enamorado de la chica, y no quiere que su carrera como bailarina termine, asi que junta a otros chicos y chicas en el centro de rehabilitación donde se encuentra Mia (Leah Pipes) y los prepara para participar en un concurso de baile en sillas de ruedas.

Entre las películas más recientes en las que ha participado E. J. y de las cuales se siente muy orgulloso por lo bien que me habló de ellas se encuentran Mamitas, que terminó en el 2011, y que estuvo en los cines el año pasado, y la película Four, en la que actuó el año pasado y que aun se encuentra en su etapa de post-producción.

Le pregunté a E. J. si tiene novia, y sí, resulta que la chica iba al volante mientras E. J. y yo platicábamos por teléfono, incluso se puso ella al teléfono para saludarme.

Le deseamos mucho éxito a este talentoso chico, y éxito en el cine a las películas en las que actúa. Para comentarios puedes escribirme a aorozco@adelantemagazine.com

Por: Alberto Orozco

Share.

About Author

Comments are closed.