Echale Ganas

0

 

Agradecido por el progreso

Por: Francisco Dueñas

 

Para mí, el mes de noviembre es especial por ser temporada de elecciones y por el Día de Acción de Gracias. Ambos eventos me animan e inspiran, pero yo se que esa reacción no es universal.

Cuando tomo tiempo para sentirme agradecido yo noto un cambio en mi estado de ánimo y siento un poco de alivio a mi estrés cotidiano. El ser consciente de todo lo bueno en tu vida es bueno para tu salud. Psicólogos sugieren que mantengas un cuaderno donde haces una lista diariamente de las cosas por las cuales te sientes agradecido. Este es un ejercicio, de muchos, que ayuda con tu salud mental. Nos preocupamos tanto de nuestra salud corporal sin acordarnos que nuestro cerebro es parte de nuestros cuerpos.

El que valores lo bueno de tu vida no significa que tienes que pretender que nunca has sufrido, o que tus traumas no fueron reales. Pero sí pide que pienses sobre esos traumas en un contexto más completo, tomando en cuento todo lo bueno.

Considero el Día de Acción de Gracias desde esta perspectiva (obvio también reconociendo su historia marcada). Yo me lo imagino como un ejercicio de salud mental a nivel nacional, y por eso me gusta. Un día festivo que ojala cultive la humildad y la compasión por el prójimo.

Así también veo las elecciones políticas. Muchos se sienten abrumados y no quieren saber nada de la política. Les entiendo. A la vez, estoy agradecido por la oportunidad de poder efectuar cambio. Y nuestras sociedades sí pueden cambiar. Se acordarán que solo fue diez años atrás cuando votamos en California sobre la Proposición 8, el referéndum sobre el matrimonio civil para parejas del mismo sexo. Aunque hayamos perdido ese referéndum (y tal vez a causa de la derrota), las repercusiones de ese fracaso político impulsó el cambio social que vivimos ahora. Ahora nos podemos casar y nuestras costumbres sociales y familiares, poco a poco, se adaptan.

Este es solo un ejemplo de muchos que muestran que el progreso y la mejoría son posibles. No digo que son inevitables, eso sería darlos por hecho. Al contrario, todos estos cambios se han logrado después de mucho trabajo arduo y de riñas tanto políticas como personales. Hay mártires que fueron víctimas de las injusticias de sus tiempos, que murieron defendiendo derechos que ahora disfrutamos. (De hecho, aun no existe un derecho constitucional al voto en los EE.UU.)

No tengo que ser experto en todo tema político, ni ser historiador para sentirme agradecido por ser heredero de los bienes de todos esos activistas. Cuando ejerzo el voto siento que estoy cumpliendo con mi compromiso con esos antepasados, ofreciendo mi granito de arena. Tal vez no lo sepa todo, pero sé que busco un mundo más justo y lleno de compasión, y mi voto indica eso.

Espero que me acompañen a las urnas este martes, 6 de noviembre.

#Sí a la Proposición 10 para controlar las rentas abusivas.

 

Share.

About Author

Comments are closed.