El Amor, El Ser Gay en Tiempos Del VIH

0

Los seres humanos siempre estamos en la busqueda del amor, de esa persona especial que llegue a nuestras vidas. Como hombres gays o bisexuales nos encontramos con muchos retos para lograr encontrar esa pareja “ideal”. Especialmente dentro de nuestra comunidad latina el ser GAY en la mayoría de los casos es todavía un estigma social, no aceptado por muchos grupos sociales. Desafortunadamente cuando comenzamos a vivir nuestra vida gay, la mayoría de nosotros nos encotramos con una percepción un poco confusa y equivocada acerca de lo que es tener “pareja” y en muchas circunstancias terminamos teniendo muchas parejas sexuales y poniéndonos un alto riesgo de infectarnos con el VIH u otras enfermedades de transmisión sexual.

El Amore

El Amore

Y tendemos a suprimir los sentimientos, muchas veces por miedo, inseguridad, no nos gusta demostrar vulnerabilidad o “crecimos con la idea de que los hombres no muestran sentimientos” eso es de las mujeres. Y por muy gay que seamos, hay una parte de nosotros que siempre va a traer el machismo; esto es una verdad que a muchos nos cuesta mucho trabajo aceptar.

“NOS ENAMORAMOS MUCHAS VECES” pero eso no quiere decir que encontramos el amor, al fin y acabo el AMOR es algo que no puede ser medido, evaluado, no es algo tangible, sino es un sentimiento muy complicado sobre el cual cada uno de nosotros tiene su propia percepción y su propia realidad.

Pero algo que todo ser humano suele hacer es ponerse “expectativas” muy altas de a quién queremos como pareja, o quién es ese “hombre perfecto, ideal, alma gemela, amor de nuestra vida, etc.” ¿Les suena familiar? Y creamos en nuestra mente tanta perfección que en la mayoría de los casos no dejamos espacio para herrores y en cuanto conocemos a alguien por el que nos sentimos fuertemente atraidos, apenas pasa de la luna de miel (en la cual solemos correr en vez de caminar y en dos días ya somos novios, en dos semanas pareja y en un mes ya estamos viviendo juntos). Y no nos damos el tiempo de conocer a la otra persona, y realmente aceptarnos el uno al otro con todos nuestros defectos y virtudes, por lo que al termino de la luna de miel tendemos a ver más los defectos. Cuando en la realidad la perfección no existe, al fin y al cabo somos seres humanos. Pero sí tenemos muchísimas virtudes, cualidades positivas que nos es difícil ver en la otra persona y a veces en uno mismo.

Y si a todo esto le añadimos el VIH, definitivamente la situacion se complica mucho más. Comenzando por las personas viviendo con el virus. En la mayoria de los casos sentimos que nuestra vida sexual se acabó y mucho más nuestra posibilidad de encontrar a una pareja que nos quiera y que nos acepte siendo VIH+. El sentimento de culpa, vergüenza, miedo, inseguridad, miedo al rechazo es algo que cuesta trabajo superar y en muchas situaciones no se logra; pero todos estos sentimientos son normales en nuestro proceso de aceptar nuestra nueva vida con VIH. A pesar de que hoy en día el VIH es una enfermedad que puede ser controlada gracias a muchos nuevos medicamentos. La revelación de la condición de ser VIH+ es un asunto complejo, delicado y muy personal. Se trata de hablar sobre una enfermedad estigmatizada, transmisible y potencialmente mortal. Las decisiones al respecto no sólo son personales sino que varían según la edad, la situación, el contexto y la pareja, y pueden cambiar durante el transcurso del tiempo y según las experiencias de la persona. Pero como individuos viviendo con VIH tenemos todo el derecho a disfrutar de una vida sexual y emocional totalmente saludable.

El mayor reto, aun en la actualidad es cómo y cuándo decirle a la otra persona acerca de nuestro estatus del VIH. Es muy natural tener miedo al rechazo, y hay muchos que no están listos para acpetar el estatus VIH+ de la otra persona. Y eso no es culpa de quien tiene el VIH. Lo único que les puedo sugerir es no sentir miedo de hacerlo, tomar en cuenta que el decirlo es un acto de honestidad y que ustedes están seguros de si mismos. ¿Cuándo? A muchos les funciona desde el momento que conocen a alguien y antes que se comiensen a involucrar más intimamente; si la otra persona realmente te quiere llegar a conocer, te va aceptar tal como eres, “todo el paquete o nada”. A muchos les funciona cuando ya llevan un poco más tiempo de conocerse y hay más confianza. Pero como alguien dijo: “Prefiero amar en esta vida que llegar al final de ella y nunca haber sentido el amor”. Para todos en la comunidad, no se den por vencidos, y ámense a si mismos, no podemos dar lo que no tenemos. ¡ Feliz Día De San Valentín!

Para mayor Información no dudes en contactarme:
Adrián Aguilar
Client Advocate
AIDS Health Care Foundation
adrian4adelante@aol.com
adrian.aguilar@aidshealth.org
(323) 868-7160 celular

Share.

About Author

Comments are closed.