Fuentes de Inspiración

0

Los desafíos que vivimos a diario muchas veces nos desaniman y nos quitan la motivación para tomar acción y alcanzar una satisfacción y bienestar físico, mental, emocional y espiritual. Inspirar significa despertar en la mente y sentimientos, afectos, ideas y propósitos. Si no buscamos fuentes que nos inspiren y nos guíen en nuestra vida, es más difícil salir adelante y saltear los obstáculos que se nos presentan. Para cada uno de nosotros nuestras fuentes de inspiración son diferentes. Algunas personas se sienten inspiradas por sus seres queridos. El amor por sus hijos, padres, hermanos o amigos es lo que los hace movilizarse y tomar acción. Otras personas encuentran su fuente de inspiración en el dinero: buscar una mejora económica los empuja a trabajar intensamente, emigrar, cambiarse de ciudad o trabajar horas extras para sobresalir, conseguir una mejor posición, y como consecuencia un mejor salario.

26499561Otras personas están motivadas porque disfrutan de su trabajo.
Encuentran placer no solo en el trabajo sino también dentro de sus hogares: limpiando sus casas, haciendo jardinería, arreglando máquinas rotas u otros pasatiempos. Otras personas se sienten inspiradas por sus creencias espirituales que los mueven a desarrollar acciones alineadas con esas creencias. Otras personas encuentran satisfacción ayudando a otras y haciendo una diferencia en el mundo. Dedican horas como voluntarios, participan en caminatas o actividades para juntar dinero para ayudar a grupos necesitados. Otras encuentran su inspiración en varias de las fuentes explicadas. No importa qué sea lo que a ti te inspire, pero siempre es necesario tener por lo menos una fuente que nos ayude a sobrellevar los desafíos cuando el camino se pone cuesta arriba.

Por ejemplo, podemos estar motivados por nuestro trabajo pero si tenemos un jefe con el que nos es difícil trabajar, si no tenemos una fuente que nos inspire y motive, va a ser muy difícil querer levantarse a la mañana para ir a trabajar. Si en el trabajo las cosas no son como quisiéramos por la crísis económica y nuestro trabajo no produce los frutos que producía en otro momento es muy fácil frustrarse y deprimirse. Sentirse preocupado por las cosas que no podemos controlar es normal. Pero siempre hay algo que sí podemos controlar: nuestros pensamientos. ¿Estamos teniendo pensamientos negativos sobren nosotros, el mundo y el futuro? Pensamientos negativos crean más pensamientos negativos que producen sentimientos de abatimiento y desesperación.

Hay factores que no podemos controlar, pero sí podemos controlar lo que podemos pensar sobre nuestra situación. ¿Vamos a darnos por vencidos o vamos a seguir luchando? ¿Vamos a desarrollar nuevas estrategias y pensar creativamente o vamos a quedarnos metidos en la cama? ¿Qué nos va a ayudar para salir adelante? Identificando tus propias fuentes de inspiración puede ser una respuesta a estos dilemas. Es importante que te preguntes qué valoras y qué le da significado a tu vida. Qué es lo que hace que por la mañana te sientas contento por estar vivo y te de el empujón para salir de la cama. Esta estrategia puede hacer una diferencia muy grande.

Te invito a que identifiques fuentes de inspiración a las que puedas recurrir todos los días para energizarte y tener la actitud necesaria para llevar una vida que realmente ames. Por ejemplo, puedes pensar que vas a dedicar tu día a ayudar a la gente a que pueda tener esperanza y un poco de humor para vencer el desaliento. Quizás puedas decir un chiste o dos, y hacer reír a un compañero de trabajo. O quizás puedas sorprender a alguno de tus seres queridos con un regalo simbólico como podría ser una tarjeta o un ramo de flores. Inspirar a los demás es una manera muy efectiva para inspirarse uno mismo.

Cuando inspiramos a alguien estamos influenciando su estado de ánimo para que tomen acción o miren la situación desde otra perspectiva que les haga sentirse más relajados. Si no encuentras ninguna fuente de inspiración recuerda qué te ha inspirado en el pasado. Si todavía no encuentras nada dentro de ti quizá sea necesario que busques alrededor tuyo: personas que admires, talleres, libros, programas de televisión educativos, etc.

Te invito a que tomes acción: cuando te levantes por la mañana decide qué es lo que vas a hacer ese día para inspirarte a ti mismo y a otras personas y no te olvides cada noche antes de irte a dormir, recordar cuáles son las cosas por las cuales debes de estar agradecido.

Por Damián Goldvarg

Share.

About Author

Comments are closed.