I-601 Perdones Permaneciendo en los EE.UU.

0

En algunos casos, las leyes de inmigración de los EE.UU. provee perdones de inadmisibilidad a familiares inmediatos de ciudadanos estadounidenses para que puedan reunirse con sus familiares en los EE.UU. Las bases de inadmisibilidad se encuentran en la sección 212(a) de la INA.

Un tipo de inadmisibilidad es Presencia en Contra de la Ley (UP por sus siglas en inglés). Cualquiera que esté presente en contra de la ley en los Estados Unidos por más de 180 días y quien luego deje voluntariamente el país, tendrá prohibido regresar por 3 años. Si la persona permanece en los EE.UU. por 1 año o más, y luego sale voluntariamente, él/ella pueden tener prohibido re-entrar por hasta 10 años. Comunmente a esto se le llama ‘prohibición de 3/10 años’.

Un perdón para la prohibición de 3/10 años puede ser obtenida si la persona que lo busca puede probar que la negación de su admisión a los EE.UU. podría causar “dificultades extremas” para su esposo(a) o pariente residente permanente o ciudadano(a). En la mayoría de los casos estos perdones deben solicitarse con un consulado estadounidense, en conjunto con una aplicación para visa como inmigrante. El aplicante de perdón debe permanecer fuera mientras el Departamento de Seguridad Nacional (DHS por sus siglas en inglés) toma la decisión sobre la aplicación. Si el DHS aprueba el perdón, el aplicante obtiene una visa como inmigrante. Sin embargo, si la petición es negada, el aplicante debe permancecer fuera de los EE.UU. for 3 a 10 años antes de ser elegible para volver a aplicar por una visa como inmigrante.

Ya que el proceso de perdón, el cual puede tomar años, usualmente ocurre mientras el aplicante está fuera de los EE.UU., hay un número enorme de potenciales aplicantes, quienes simplemente deciden no aplicar porque no quieren tomar el riesgo de ser separados de sus familias. Como resultado – DHS ha propuesto una nueva regla para procesar estas peticiones de perdón mientras el aplicante está en los EE.UU. Esto es llamado un “Perdón permaneciendo en los EE.UU.” (Stateside Waiver).
Los beneficios de tal cambio de procedimiento son enormes. Reducirá el número de personas indocumentadas en este país. También evitará muchas separaciones familiares y todos los trabajos que esto lleva consigo.
Mi reacción inmediata al DHS fueron dos pensamientos. 1. Gracias. 2. ¡¿Por qué les tomó tanto?!

Llama a la Casa Blanca o envíales un correo electrónico y has escuchar tu apoyo por los Perdones Permaneciendo en los EE.UU. Tenemos que darnos cuenta, el Congreso no pasará leyes que le hagan la vida mejor a la población inmigrante en este país. El Presidente ha salido al frente y tomado esta iniciativa. Él necesita escuchar que esta acción es apreciada en la comunidad.

Esto es solo un paso. Hay muchas otras cosas en nuestra lista en las que la Administración puede tomar acción sin que se involucre al Congreso – como parar de enforzar DOMA y parar la separación forzada de parejas bi-nacionales del mismo sexo. Te mantendré al tanto en mi próxima columna.

Feliz Día de las Madres.

I-601 Stateside Waivers

In certain cases, U.S. immigration laws provide for waivers of inadmissibility to immediate relatives of U.S. citizens so they may reunify with their families in the U.S. The grounds of inadmissibility are set forth in section 212(a) of the INA.

One ground of inadmissibility is Unlawful Presence (UP). Anyone who is unlawfully present in the United States for more than 180 days and who then departs voluntarily from the country will be barred from coming back for 3 years. If the person remains in the U.S. for 1 year or longer and then departs voluntarily, he/she may be barred from re-entering for up to 10 years. This is commonly referred to as 3/10-year bars.

A waiver to the 3/10-year bars may be obtained if the person seeking the it can prove that the denial of his or her 
admission to the United States would cause “extreme hardship” to his/her U.S. citizen or Legal Permanent Resident spouse or parent. In most cases these waivers must be filed with a U.S. consulate abroad in conjunction with an application for an immigrant visa. The waiver applicant must remain abroad while the Department of Homeland Security (DHS) makes a decision on the application. If DHS approves the waiver, the applicant gets an immigrant visa. If the request is denied however, the applicant must remain outside 
of the United States for 3 or 10 years before being able to reapply for 
an immigrant visa.

Since the waiver process, which may take years, usually occurs while the applicant is outside of the U.S., there are a huge number of potential applicants who simply choose not to apply because they don’t want to take a chance and be separated from their families. As a result – DHS has proposed a new rule to process these waiver requests while the applicant is in the U.S. This is called a “Stateside Waiver.”

The benefits of such a procedural change is enormous. It will reduce the number of undocumented persons in this country. It will also ease family separation and all the hardships that go with it.
My immediate reaction to DHS is two-fold – 1. Thank you. 2. What took you so long?!

Call the White House or send them an email and voice your support for Stateside Waivers. Lets face it; Congress is not likely to enact any laws to ease the suffering of the immigrant population in this country. The President has risen to the plate and taken this courageous step. He needs to know that this action is appreciated in the community.

This is just one step. There are many others items on our list that the Administration may take action on without the involvement of Congress – such as ceasing to enforce DOMA and thus stopping the forced separation of same-sex bi-national couples. I will have more updates on that front in my next column.

Happy Mother’s Day.

Share.

About Author

Comments are closed.