J’Martin

0

J’Martin, Mi Tiempo
Por: Alberto Orozco
Fotos cortesía de Digital Girl Inc

La vida de J’Martin parece ser el retrato de superación perfecto para una película o un libro…ya que este guapo dominicano tiene una cadena de supermercados en Nueva York, es parte de una familia muy numerosa, a la cual se siente muy unido, y por si fuera poco, se está abriendo paso como uno de los mejores bachateros del momento…Con motivo de su segundo disco Mi Tiempo, platiqué con Anthony Espinal (J’Martin) quien además es una persona super agradable, y te invito a que nos acompañes durante esta entrevista.

Alberto: ¿Qué abrevia J’Martin?

J’Martin: Anthony es mi nombre de pila, y J’Martin es mi nombre musical. Es por mis dos hijos, y por mi papá que se llama Martín.

Alberto: Tu música se dice que es bachata pop/urbana, para quienes no están familiarizados con ella, ¿cómo la describes?

J’Martin: La bachata tiene que seguir siendo bachata por la base, que es el bongo, la guitarra y el bajo, uno en este caso como ha crecido en Nueva York ha tenido la facultad de escuchar otros géneros y adaptarle sonidos acorde a la melodía, pero en general sigue siendo bachata.

Alberto: Estás sacando tu segundo álbum, Mi Tiempo, del cual ya se han desprendido dos singles que son Cada Vez Que Te Vas y Ni Una Lágrima Más, háblanos sobre lo que el público puede esperar al escuchar el disco en su totalidad y háblanos un poco sobre estos temas de manera individual por favor.

J’Martin: A todos los invito a que entren a JmartinMundial.com y ahí van a ver toda la historia de J’Martin en su primer disco que se llama Para Ti. Cada Vez Que Te Vas yo compuse el tema, todos hemos pasado en algún momento por alguna historia que no es de lo mejor para contar…(canta) cada vez que te vas, me dejas el alma en un hilo, me dejas muriendo de celos… hay veces que alguien llega a enamorarse de uno, pero no tiene la fuerza suficiente o el amor suficiente para dejar a esa persona, y necesita estar con uno para estar con esa persona. Llega el día donde uno se satura y entonces tiene que cantarle…(canta) ni una lágrima más, por alguien que ya no vale la pena

Alberto: Estos dos temas viene siendo como una primera y segunda parte de una telenovela.

J’Martin: Y no cabe duda que vendrá un tercero, ya lo tenemos ahí guardadito, dice…(canta) es que este amor es imposible, aunque nos queramos sabemos que no podemos continuar los dos

Alberto: Y ojalá que el cuarto corte sea “Me siento muy feliz y estoy listo para el amor…” que tenga un final feliz.

J’Martin: El cuarto dice…(canta) quítame la vida, es la forma de que yo te deje en paz, córtame las venas, mata lo que siento con una herida mortal

Alberto: Oh no, está muy dramático, está aun ligado con el primero…necesitamos algo más positivo para el cuarto.

J’Martin: Ahí tengo ya…(canta) soy, tu loco enamorado, que todo lo daría por ti…tengo de todo, de amor, de desamor.

Alberto: Hablemos de cómo te formaste, de tus inicios, sé que desde los 13 años andabas queriendo formar tu propia banda, también hablemos de tus años de formación en República Dominicana, ¿cuáles fueron las primeras influencias que tuviste en el mundo de la música?

J’Martin: Bueno, afortunado de corazón nací en Corona, Queens (NY). Soy de una familia numerosa, somos 12 hermanos, obviamente vivíamos cerca y en los cumpleaños de cada uno de mis primos y tíos siempre nos juntábamos, la música era merengue y bachata, ya desde ese entonces a mi me gustaba bailar…me llevan a República Dominicana a la edad de 8 años, ahí fue que de verdad me metí de lleno con la percusión, y comencé a tocar percusión en el colegio de monjas donde yo estudiaba, y un día me dieron la oportunidad de cantar, también le hacía coro a ellas. Había un saxofonista que tocaba con una banda militar, ellos cantaban, yo pasaba con mi bicicleta, y me incorporo a la reunión, a mi papá no le pareció muy bien porque yo era un muchacho. Cuando regreso a Estados Unidos conformo un grupo que se llamó Baby Band, era merengue, tuve que hacerlo todo, era manager, cantante, coreógrafo, montaba los cables, las bocinas, manejaba la guagua, le pagaba a los músicos, a veces me querían engañar por mi edad y tenía que actuar como hombre, tenía 17 u 18 años, todo eso me ayudó para cuando la vida me puso al frente de negocios, y entonces me alejé por muchos años de la música, hasta que en el 2009 nació J’Martin, y estoy con este personaje que apenas tiene 5 años, me siento muy contento, agradecido con Dios por lo que ha pasado y por lo que aun no ha pasado también.

Alberto: Te gusta tener el control sobre muchas cosas, se que eres un hombre muy ocupado y que divides tu tiempo entre negocios personales y la música, ¿qué tipo de negocios son los que tú tienes?

J’Martin: Supermecados, somos, gracias a Dios, la cadena independiente dominicana más grande de la ciudad de Nueva York.

Alberto: Impresionante, porque la comunidad de dominicanos en Nueva York es muy grande.

J’Martin: Aunque, tengo muy pocos supermercados en área dominicana, la mayoría están en áreas donde hay mexicanos, ecuatorianos, colombianos, peruanos, afroamericanos, puertorriqueños, europeos.

Alberto: Tienes muchísimos asuntos sobre los que tienes que estar al pendiente, hay que también delegar responsabilidades para que tú tengas el tiempo para lo que quieres.

J’Martin: Y encaminando mis cuatro hijos, a que aporten a la sociedad, a su familia, y a todo mundo que llegue a conocerlos.

Alberto: ¿Eres compositor de la letra, de la melodía, de algunos de los temas?

J’Martin: En esta producción fui co-productor en 4 ó 5 temas, no completamente como en el primero porque se me complicó más el tiempo, entre lo que son las promociones, los viajes, hacer ejercicio, sacar tiempo para llevar a los niños a la escuela cuando hay reuniones…no quisiera alejarme de lo que son las actividades familiares, obviamente he tenido que cancelar algunas como son bodas de familiares.

 

Alberto: ¿Pero sí disfrutas componiendo temas?

J’Martin: Sí, yo compongo canciones de desamor…(canta) me enamoré sin ser correspondido, me ilusioné sin ninguna razón

Alberto: Dime por qué le cantas tanto al desamor y por qué no un poquito más a la felicidad y al amor?

J’Martin: Bueno, lo que pasa que en el caso mío, como tengo tantos empleados, conozco tantas personas, yo tengo acceso a saber lo que sigue pasando alrededor, cosas normales, por ejemplo esta…(canta) aprende a ser infiel, no dejes huellas en tu piel, porque tu gran amor para conmigo fue solo una farsa, una mentira…hay temas así…

Alberto: O sea que no necesariamente son cosas que tú vives o sientes de manera personal.

J’Martin: Eso no me ha pasado, no puedo decir lo contrario, espero que no me suceda.

Alberto: Es curioso pero en el mundo de la bachata hay mucho drama de este estilo.

J’Martin: Sí, lo que pasa es que la bachata desde la primera que se grabó en 1962, la bachata es un género que lleva mucha tristeza con esa guitarra, lleva influencia de la balada, del bolero.

Alberto: Haz hecho trabajos filantrópicos, te has involucrado con la Comisión Latina del SIDA, para crear conciencia de que la gente se proteja y no seguir propagando el SIDA, ¿por qué es importante para ti esa causa?

J’Martin: Bueno, en este caso, gracias a Dios no he tenido ningún familiar que haya muerto de SIDA, y no quisiera que asi pasara, y yo se que asi como son las redes sociales viral, que si mando un twit se propaga rapidamente, asi mismo se puede propagar el SIDA rapidamente porque una persona está con alguien sin saber con cuantas otras estuvo esa persona antes. Hoy en día es difícil que un ser humano haya estado solamente con otro ser humano, entonces en la confianza es que está el peligro. Y si puedo ayudar a propagar un mensaje positivo lo hago.

Alberto: Algo que me llama mucho la atención es que después de tanto tiempo y de tanta información disponible sobre prevención, la gente sigue teniendo sexo sin protección. ¿Por qué crees que la gente no hace caso?

J’Martin: Bueno, lo que pasa es que caras vemos corazones no sabemos, hay veces que la gente no dice que son portadores, o incluso ellos mismos no lo saben, y obviamente a veces nuestras compañeras nos han dicho a nosotros los caballeros que no se siente igual con condón que sin condón, entonces uno como macho y por hacerlas sentir bien corre el riesgo sin saber lo que pueda pasar mañana. También hay cosas que no quisiera decirlas, pero hay gobiernos, hay agencias que no les interesa tanto alertar a la sociedad porque detrás de la enfermedad hay un tremendo negocio. Soy comerciante, en nuestros países el mejor negocio es la medicina, y nadie hace nada para curar sino solamente mantener.

Alberto: ¿Cualquier cosa que quieras agregar para nuestros lectores sobre ti o sobre tu música?

J’Martin: Soy un ser humano, soy afortunado y bendecido de que Dios me haya prestado tantas cualidades, no para yo sentirme bien o alardear de ellas, sino para ponerlas al servicio inclusive de cualquier otra persona que se pueda identificar. Trato de ser buen hijo, buen padre, hermano, sobrino, primo, tio, padrino de casi 15 ahijados, buen amigo de los amigos y trato de no ser enemigo de mis enemigos. Y obviamente, en este mundo Dios nos da la oportunidad de hacer tantas cosas, solamente nosotros somos los que tenemos en nuestra mente el control de decir no o sí.

 

Alberto: Yo también te quiero para padrino, te voy a llamar cuando me case.

J’Martin: Claro que sí.

Mucho éxito para Anthony Espinal (J’Martin) con su carrera y su vida personal. Para comentarios sobre esta entrevista puedes escribirme a aorozco@adelantemagazine.com

 

www.jmartinmundial.com

 

 

Share.

About Author

Comments are closed.