Maía – Instinto

0

Mónica Andrea Vives Orozco, cuyo nombre artístico es Maía, es una chica hermosa de Barranquilla, Colombia. Gracias a su nominación a Mejor Álbum Tropical Contemporáneo en los Grammy Latino de este año su carrera ha despegado rumbo a la internacionalización. De su disco Instinto, actualmente promueve el tema No Quererte, que es una balada pop con mucho sentimiento. Platiqué con esta chica colombiana y te invito a conozcas más de Maía.

Alberto: Creciste en Barranquilla, surfeando en las olas del mar, ahora vives en Bogotá, ¿viajas con frecuencia a tu ciudad natal?
Maía: Extraño mucho, yo soy muy familiar, cada vez que tengo aunque sea dos días me voy para Barranquilla a ver a a mis papás, a mi abuela, obviamente van incluidos mis perros, me voy con ellos a la playa y surfeo. Yo antes llevaba la tabla conmigo a giras, pero en Costa Rica cuando fui imagen latinoamericana de Coca-Cola tuve un concierto allá, yo me volé a surfear en RocaBruja antes del concierto y me lastimé, resulta que llegué al concierto hecha añicos, entonces por contrato me prohibieron surfear antes de conciertos. Me mantengo tranquilita y nadamás surfeo cuando estoy en Puerto, a 15 minutos de Barranquilla.

Alberto: ¿Tienes hermanos(as)?
Maía: No, soy hija única

Alberto: ¿Fuiste una niña consentida?
Maía: Sí, yo soy super consentida, aunque mi papá fue muy estricto conmigo, muy disciplinado, cuando yo me portaba mal, mis castigos no eran quedarme encerrada en mi cuarto y dejar de ver televisión, sino hacer cosas de la casa, entonces tenía que impermiabilizar el techo con él, usando brea, o rezanar paredes, o jardinería…y eso me enseñó que todos los trabajos tienen su esfuerzo.

Alberto: Ahora que mencionas la figura paterna firme, yo creo que tanto Colombia como México tienen bastantes aspectos culturales en común.
Maía: A nivel espiritual sobre todo, a nivel de fé, a nivel familiar hay muchas cosas muy parecidas. La diversidad de música.

Fotos cortesía de AZUL Public Relations

Alberto: Estás nominada en la categoría Tropial Contemporaneo en los Latin Grammy de este año. Sin embargo, tu tema en promoción “No Quererte” no es tropical.
Maía: Ese es el primer sencillo, el disco mitad es Caribe y la otra mitad es popera hacia la parte romántica, hacia la parte funk y hacia la parte ska. Este es mi tercer álbum, yo tengo una influencia Caribe muy fuerte, yo fui cantadora de tradición oral, mi bisabuelo fue el creador de la “batalla de flores”, que es el parade más importante del carnaval de Barranquilla, y el carnaval de Barranquilla es el segundo carnaval más importante del mundo. Por ahí viene la parte caribe, y porsupuesto por donde nací. Y por el lado de mi mamá que se crió en South Carolina, mis influencias son blues, jazz, soul…en este tercer disco quería tratar de ubicar y meter todo eso junto de tal manera que el estilo no fuese un género, sino que el estilo fuese pegado a mi voz y mi interpretación, y poder moverse un poquito más y darle al público algo un poquito más variado, por eso estoy en Tropial Contemporaneo, porque tengo 50% medio caribeño y 50% un poquito más popero.

Alberto: ¿Todo listo para asistir este 15 de noviembre en Las Vegas a los Latin Grammy?
Maía: Ay, imagínate que voy pa’ los Grammy, es mi primera vez, estoy hecha de un nervio, parezco una maraca. Es muy bonito que nos nominen por el álbum, porque es un riesgo que hemos tomado tanto Sony Colombia como yo, porque no es lo adecuado sacar un disco que tenga tantas dinámicas. Entonces saber que la Academia le diga a uno “vas por buen camino”, asi ganemos o no, significa que lo que estuvimos pensando puede estar en lo cierto. La voy a pasar espectacular porque yo el 16 de noviembre cumplo años. El super regalo. Yo me siento feliz. Hace tiempo dejamos de tener pretenciones en esto, asi que todo lo que llega para mi es una increible sorpresa.

Alberto: ¿Con este tu tercer disco estás buscando la internacionalización?
Maía: Pues si Dios quiere y no dispone otra cosa yo creo que sí. Tú sabes que no está en mis manos, pero es un disco que gracias a esta nominación crea mucha expectativa, es una sorpresa muy grande y obviamente crea muchos sueños y muchas esperanzas. Vamos a ir a los Grammy, estamos trabajando porque la gente conozca este disco, y si yo te soy muy sincera, yo siento que este disco es mio, de mi propiedad, es un disco con el que tengo claro lo que quiero cantar por el resto de mi vida. Esos tipos de momentos de claridad llegan, y llegaron con este tercer álbum.

Alberto: Cuando eras niña participaste en varios concursos de canto, pero “Colombia Suena Bien” fue especial, háblanos de este concurso.
Maía: Colombia Suena Bien fue un concurso que tuvo Sony Music cuando no había realities, yo gané como mejor solista pop a nivel nacional entre 60,000 participantes, fue en el 98, en el 2002 firmo con Sony y a finales del 2002 lanzo mi primer disco que se llamó Baile de los Sueños, cuyo primer sencillo fue Niña Bonita, que fue tropical. Mi segundo disco en el 2005 fue Natural, y el primer sencillo fue Caribe. Pero los discos también venían con parte pop.

Alberto: ¿Cómo describes tu música para alguien que no ha escuchado ningún tema tuyo?
Maía: Yo creo que el disco puede acompañarte en cualquier estado anímico en el que te encuentres. Soy una persona que es como un roller-coaster, yo paso de emociones maravillosas de pronto a momentos muy difíciles, de desamor, y yo quería que el disco acompañe a la persona en todo momento, es energía pura, la energía se transforma, el disco es un reflejo de mi instinto, de mi manera de ver la vida.

Alberto: Al ver el video de No Quererte noté que tu español tiene acento. ¿Haz pasado temporadas muy largas fuera de Colombia hablando otro idioma que no es el español?
Maía: Sí, que pena. Yo soy super costeña, pero resulta que estudié en un colegio alemán en Barranquilla, y estuve 3 años en Bremen, Alemania. Me gradué allá. Para mi esos fue muy importante a nivel musical porque ahí va creando la diversidad en mi cabeza, por eso te digo que el disco es un reflejo de todo lo que me ha pasado, porque yo no soy solo una cosa, y nadie es solo una cosa, y me parece que es bueno expresarlo. Estuve en Alemania, regresé a Colombia, estuve en el concurso de Colombia Suena Bien, el premio era hacer un video y un disco, pero yo tenía 16 años y yo quería estudiar ingeniería mecánica, estudié tres semestres en Colombia y luego me gané un scholarship para la Northwestern University en Illinois donde estuve estudiando un par de años, además mi mamá me crió en inglés y en español porque ella se crió en North Carolina, entonces digamos que yo estoy hecha un desorden.

Alberto: ¿Tu mamá es estadounidense o colombiana?
Maía: Mi mamá es colombiana, pero sus padres decidieron tenerla en un colegio bilingüe, aparte de también estudiar mucho tiempo por fuera. También por eso decidieron que era algo bueno que yo estudiara una tercera lengua, para darme más herramientas para desenvolverme.

Alberto: Salir a estudiar a Alemania no lo vería yo dentro de las primeras opciones, ¿por qué decidiste ir a Alemania?
Maía: Bueno, Alemania siempre ha sido una gran potencia, a mis padres siempre les gustó la disciplina, mi papá se crió con música brillante (música clásica), y tú sabes que Alemania también es muy fuerte en lo que es música brillante, y mi papá pensó que entre el folklore y frescura nuestra y la disciplina de los alemanes podría crear un ‘mixter’ interesante, y bueno, yo no sé si seré un mixter interesante, pero un mixter sí soy.

Alberto: Eres una mujer muy guapa, ¿fue por tu belleza que fuiste la imagen latinoamericana para Coca Cola?
Maía: Te soy sincera, espero que no haya sido por eso. En este mundo la belleza también es considerada un talento, lo que pasa es que es un talento con fecha de vencimiento, es un talento que si es bueno contigo dura 10 o 15 años, pero la voz, tu puedes morir en una tarima cantando. Entonces, chévere que a uno lo vean con un talento que es a largo plazo. Eso era también como una especie de concurso, se iban eliminando los candidatos, hasta que yo llegué a Brasil a ser elegida como la imagen latinoamericana de Coca Cola, y me pusieron retos maravillosos. Yo sentí que me querían no tanto por la voz, sino por mi manera de transmitir emociones, es una canción de jazz que pasé al español y me pusieron a cantarla a capela, y la grabé con quien ha sido el productor de Caetano Velozo toda su vida. Me sentí respetada como artista, me dejaron tocar personas, y que personas maravillosas me tocaran a mi. Eso para mi fue una experiencia.

www.maiamusical.com

Por: Alberto Orozco

Share.

About Author

Comments are closed.