Más Intimo

0

El lado más Humano de Gabriel Cano

Por: Victoria Ruiz, Facebook/Victoriaruiz, Instagram/Lavictoriadetodos

 

No tiene pelos en la lengua, ni le da miedo que juzguen sus palabras. Llama a las cosas por su nombre, es irónico y tiene un sentido del humor contagioso. Gabriel Cano, ha forjado su carrera en su natal Colombia y se considera un enamorado de la vida, por eso y más conoce el lado más humano de Gabriel Cano.

 

Victoria: Háblanos sobre ti, y las barreras que has tenido para convertirte en bailarín profesional.

Gabriel: Bueno, yo creo que nací bailando. Pero recuerdo mis primeros momentos en público a los 10 años y cuando decidí hacerlo de manera profesional tenía 18. Comenzar fue muy difícil, primero porque en mi país natal, Colombia no se contempla la danza como una carrera o un arte como tal, sino como un hobby o pasatiempo, entonces vivir de la danza es un trabajo duro, pero desde mi experiencia, no es imposible. La segunda razón fue la oposición de mi familia frente a mi carrera. Literalmente yo recibía bullying de parte de mis papás, (cierto día iba de viaje a una competencia nacional importante y mi mamá me dejó con seguro la puerta y sin llaves, por lo que opté por saltar desde una ventana del segundo piso).

 

Victoria: ¿Cómo empezaste en el mundo de la danza? 

Gabriel: Comencé en un grupo muy pequeño llamado STRONG DANCE y recuerdo mi primer año de entrenamiento fuerte para poder conseguir pertenecer al elenco principal de la compañía. Cuando teníamos competencia podíamos entrenar todos los días hasta tardes horas de la noche, bailando en parques o calles porque no encontrábamos salones de danza disponibles. Te podría contar muchas anécdotas, pero lo más importante que puedo decir es que, desde que estoy bailando profesionalmente siento que me he encontrado como persona, con la danza siento que soy Gabriel Cano, creo que es un amor muy grande. En ocasiones digo “Mierda (sorry por la expresión), estoy perdido y esto no es lo mío, pero es la danza la que tiene todo lo que quiero en la vida y no me permite abandonarla”.

 

Victoria: ¿Saben tu madre y familia sobre tu orientación sexual?

Gabriel: Las mamás siempre saben cuando tienen un hijo gay, solo que por las enseñanzas sociales siempre tienen la esperanza de estar equivocadas. Mi familia lo sabe, lo acepta y lo respeta, yo mismo me he encargado de ganarme ese respeto y como tengo hermanos pequeños y sobrinos, trato siempre de dar un buen ejemplo. En mi casa no se habla mucho del tema, pero ahora ya no hay tensión cuando me preguntan en público sobre mi estado civil o cuando he tenido pareja, preguntar por él. El proceso más difícil es el de aceptarse a uno mismo y esa es la mayor lucha con la que nos enfrentamos. Pero una vez esto sucede como dirían mis amigos mexicanos “lo demás vale madres”.

 

CONTRA LA PARED

 

Victoria: ¿Cómo te conquistan?

Gabriel: Me gustan los hombres que leen mucho y me enseñan algo nuevo en la primera conversación. A eso llamo amor a primera cita.

 

Victoria: ¿Qué parte de tu cuerpo te gusta más?

Gabriel: Indiscutiblemente mis piernas, uso muchos shorts y entre más corticos mejor.

 

Victoria: ¿Qué tipo de vacaciones preferirías con tu pareja, la montaña, la playa, una zona con ocio nocturno…?

Gabriel: La playa es mi lugar favorito, tomar el sol y nadar son mi pasatiempo preferido. Pero en pareja me gusta visitar todos los sitios.

 

Victoria: ¿De qué te disfrazarías como fantasía sexual?

Gabriel: Nunca lo había pensado, creo que me disfrazaría de algo que la otra persona quiera o lo excite. A mi preferencia, me gustaría usar un traje todo de cuero, tal vez Gatúbelo.

 

Victoria: ¿Qué prefieres, una cara bonita o un cuerpo sexy?

Gabriel: Responderé como reina…prefiero unos lindos sentimientos, pero es cierto que todo entra por los ojos y yo una cara bonita no me la voy a coger.

 

Victoria: Cuando algo no te apetece ¿sabes poner límites?

Gabriel: En realidad soy muy sexual y para mí el sexo también es un arte. Disfruto de los juegos buscando sensaciones o posiciones nuevas (sí, es verdad que los bailarines somos más elásticos y hacemos poses raras en la cama) por ende ya he cumplido la mayor parte de mis fantasías. Solo hay una fantasía que no he llevado a prueba y no porque no tenga con quien, sino que siento que no ha llegado la persona con la que me excite hacerlo.

 

Victoria: ¿Usas el sentido del humor para hacer frente a algún contratiempo?

Gabriel: Si en algo soy experto, es en ello. Disfruto reír y como decía en cierto momento, amo a las personas felices. Siento que como diría mi mamá “no se puede llorar por el agua derramada” simplemente lo qué pasó, pasó y si estamos teniendo un mal día, hay que ponerse una sonrisa en la cara para que cambie.

 

Facebook/Gabriel Cano

Instagram/elgabocano

Youtube/GABRIEL CANO

 

 

 

Share.

About Author

Comments are closed.