Palabra y Omisión

0

Sin Miedo

Por: Eder Díaz Santillán

¡Feliz Año Nuevo! No puedo creer como ha pasado el tiempo. Estamos comenzando una década nueva. Me acuerdo muy bien cuando estábamos apenas llegando al 2000, el argüende que armaban por todos lados porque era el nuevo milenio, y aquí estamos ya, 20 años después. Cuando me pongo a pensar en lo rápido que se va el tiempo, me da escalofrío. Especialmente porque ya no tengo 16 o 17 años. Estoy llegando a una edad en la que ya no me siento infinito, en la que ya estoy consciente que la juventud está volando. ¿Te pasa a ti? Cuando yo era más joven el tiempo no me asustaba, me emocionaba. Hoy en día, cuando pasa un año más me doy cuenta que no debo perder mi tiempo. Que si quiero algo debo hacer todo lo posible por conseguirlo – en mi trabajo, en mi educación, en mi vida personal.

Comencé a ir a terapia apenas hace unas 3 semanas y me ha cambiado la vida. Pero me di cuenta que tenía mucho tiempo queriendo hacerlo, pero se me hacia un gasto muy fuerte. Después de mi primera sesión me di cuenta lo mucho que me hacia falta, y lo mucho que esta decisión me va a beneficiar. En mi vida personal he tenido muchos momentos en los que me doy cuenta que tengo miedos y quizás traumas también que no he procesado aún, que son una carga muy grande que llevo y que me detienen en momentos clave. Ya no quiero ignorar todo eso, y me quiero ayudar a facilitar el camino que me queda por recorrer.

En este 2020 tengo muchas metas y muchas cosas que me esperan. El otro día leí una de esas frases trilladas que se comparten en Instagram, pero esta sí me impactó: “si algo es para ti, lo único que ocupas es ser tú, para poder recibirlo”. Me quedé pensando y me hice esta pregunta, ¿realmente ya soy yo? Hazte esa pregunta en silencio y medita sobre lo que aún no eres, eso que sientes en el fondo de tu ser que deberías de ser. Es bastante fuerte darnos cuenta que la vida se está pasando y que nos estamos perdiendo de momentos felices solo por miedo. Mi meta personal para este 2020 es hacer todo lo que tenga que hacer para ya no volver a decir “tengo miedo”. Que mi vida tome caminos y vueltas basado en todo menos en miedo. Que mis recuerdos se vayan tejiendo de todo menos de miedo – y espero que los tuyos también, y espero que hoy busques todos los recursos que tengas a tu alcance para poder comenzar a vivir plenamente y realmente ser tú.

Share.

About Author

Comments are closed.