President Obama’s New Deferred Action Programs

0

Los Nuevos Programas de Acción Diferida del Presidente Obama

Por: Michael Serrano, a law clerk at The Law Offices of Ally Bolour, P.C.

 

En noviembre del 2014, el Presidente Barack Obama anunció la más amplia acción ejecutiva en materia de inmigración en décadas. Las acciones ejecutivas abarcan: políticas de detención, encarcelamiento, deportación, el programa de comunidades seguras, consistencia con la libertad condicional, aumentar el número de ciudadanías, expander el programa de perdones, mejorar el sistema de inmigración relacionado con empleos. Pero, lo que más se ha discutido es la expansión de la Acción Diferida para los Niños Indocumentados que llegan a la frontera (DACA por sus siglas en inglés) con la Acción Diferida suplemental de Responsabilidad Parental (DAPA por sus siglas en inglés).

Los cambios en la política de DACA se estima que expandan el número de elegibles a 300,000.Esto incrementa el número estimado de elegibles de 1.2 millones de personas a 1.5 millones. (Según análisis del Instituto para Políticas de Inmigración – MPI por sus siglas en inglés) DACA se expande al remover la regla de negar elegibilidad a personas de 31 años o mayores, esto es así desde el 15 de junio del 2012, y al mover la elegibilidad por fecha de residencia del 15 de junio de 2007 al 1ro de enero del 2010. Por lo tanto, personas que les fue negada la eligibilidad al programa DACA por su edad o porque llegaron después del 15 de junio del 2007 pueden ser ahora alegibles. Una vez aprobada, los recipientes de DACA también obtendrán un permiso de trabajo por tres años, en lugar de los permisos anteriores de tan sólo dos años. También las renovaciones serán extendidas a cada tres años en lugar de cada dos.

El programa de Responsabilidad Parental DAPA tiene un mayor alcance que DACA y casi califican el doble de personas para esta Acción Diferida suplemental. MPI estima que 3.7 millones de inmigrantes indocumentados podrían ser elegibles para DAPA.Hay siete requisitos para ser elgibles para DAPA. Estos incluyen: tener un hijo/a que sea residente permanente o ciudadano de los Estados Unidos desde el 1ro de enero del 2010; haber estado fisicamente presente en los Estados Unidos el 20 de noviembre del 2014 y al momento de someter la aplicación; no haber tenido estado legal de inmigración el 20 de noviembre del 2014; no ser una prioridad en materia de las nuevas reglas de detención y deportación; no haber otros factores que puedan aplazar la aplicación de la acción diferida de manera inapropiada; y pasar un chequeo de antecedentes penales. Es importante notar que los recipientes de DAPA no serán elegibles para recibir beneficios públicos federales (subsidios de renta, estampillas de comida, ayuda financiera federal).Los beneficios públicos estatales (tales como licencias de conducir, licencias profesionales, educación en el estado) serán manejados por leyes estatales.

En total, estos Programas de Acción Diferida se estima que tenga más de 5 millones de inmigrantes indocumentados elegibles para recibir alivio temporal de la deportación y autorización para trabajar. La verdadera pregunta es qué implementará el Congreso para los recipientes de DACA y DAPA cuando por fin elavoren una reforma de inmigración amplia. Se les dará prioridad a aquellos que aplicaron bajo los Programas de Acción Diferida para tener residencia legal y ciudadanía o se les relegará a un estado migratorio similar a lo que hoy existe?El anuncio del Presidente del 20 de noviembre del 2014 fue una acción ejecutiva como un tiro hacia abajo. Aunque, una reforma de inmigración amplia debería de abarcar a los recipientes de DACA y DAPA, ya que esto ha sido lo más discutido sobre políticas de inmigración en la conciencia pública reciente.

Cada caso es único y este artículo no intenta servir de consejo legal, y no debe ser tomado como tal. Si crees que tú o alguien que conoces puede ser elegible para los beneficios bajo la ley de inmigración, debes consultar a un abogado sobre las particularidades de tu caso.

 

President Obama’s New Deferred Action Programs

By Michael Serrano, a law clerk at The Law Offices of Ally Bolour, P.C.

On November 20th, 2014, President Barack Obama announced the most comprehensive executive actions on immigration in decades.  The executive actions are addressing: policies for apprehension/detention/removal of undocumented immigrants, the Secure Communities program, advance parole consistency, increasing citizenship, expanding the waiver program, improving employment based immigration systems.  But, the most widely discussed issue is the expansion of the Deferred Action for Childhood Arrivals (DACA) with the supplemental Deferred Action for Parental Accountability (DAPA).

DACA’s policy changes is estimated to be expanding eligibility numbers by 300,000.  This brings the estimated eligibility numbers from 1.2 million individuals to 1.5 million. (Analysis by the Migration Policy Institute – MPI)  DACA is being expanded by removing the age cap of 31 years old or older on June 15, 2012 and moving the date of residency eligibility from June 15, 2007 to January 1, 2010.  Thus, individuals who were previously barred from the DACA program because of their age or because the arrived after the 2007 date may now be eligible.  Once approved, the DACA recipients will also be granted a three year work authorization instead of the previous two year granting.  Renewals will also be expanded to three year increments instead of two year increments.

The DAPA prosecutorial discretion program is farther reaching than DACA and the eligibility numbers are more than double DACA’s numbers.  MPI estimates that 3.7 million unauthorized immigrants could be eligible for DAPA.  There are seven criterium to be eligible for DAPA.  These include: having a United States citizen or legal permanent resident child as of November 20, 2014; having continuously resided in the United States since before January 1, 2010; were physically present in the United States on November 20, 2014 and at time of application; having no lawful immigration status on November 20, 2014; are not an enforcement priority in regards to new apprehension/detention/removal policies; present no other factors that would render a grant of deferred action inappropriate; and passing a background check.  It is important to note that the DAPA recipients will not be eligible for federal public benefits (housing subsidies, food stamps, federal financial aid).  State public benefits (driver’s license, professional licenses, in-state tuition) will be handled by state laws.

In total, these Deferred Action Programs are estimated to have made over 5 million unauthorized immigrants eligible to receive a temporary relief from deportation and work authorization.  The real question now is what Congress will implement for DACA and DAPA recipients when addressing comprehensive immigration reform.  Will those that came forward to apply for the Deferred Action Programs be given a more streamlined path towards legal residency and citizenship or will they be relegated to a similar backlog that currently exists?  The President’s announcement on November 20, 2014 was an executive action gauntlet throw down.  Thus, comprehensive immigration reform should address DACA and DAPA recipients since it has been the most widely discussed issue regarding immigration policy in recent public consciousness.

Every case is unique and this article is not intended to be legal advice, and should not be taken as such.  If you believe you or someone you know may now be eligible for benefits under immigration law, you should consult an attorney about the specifics of your case.

 

Share.

About Author

Comments are closed.