Su Cuerpo Hace Lo Que La Mente Le Dice

0

Con todos los exámenes físicos, de laboratorio y radiografías para ayudar a los pacientes y a los médicos a diagnosticar y controlar la enfermedad, la salud mental parece perder importancia, ¡se pierde entre toda esta mezcla! Quizás es por la naturaleza oscura del tema, el hecho de que no hay análisis que nos guíen hacia un diagnóstico y luego a un control. Tal vez sea la falta de comprensión por parte de los médicos y los pacientes de que la salud mental es igual o quizás más importante que todos los otros campos de la medicina. La prevención y la recuperación de una enfermedad comienza con un buen estado de salud mental. Cuando uno está deprimido o se siente ansioso, no tiene ánimos para hacer ejercicio, comer sano ni tomar medicamentos; en otras palabras, lograr un estado más saludable.

A pesar de los interminables anuncios de las compañías farmacéuticas, muchas personas no saben cuando están siendo afectados por la ansiedad o la depresión. Con frecuencia, y para sorpresa de mis pacientes, yo les diagnostico ansiedad y depresión. ¡Así que vamos al grano! ¿Qué es la ansiedad? ¿Qué es un ataque de pánico? ¿Cómo se siente la depresión? Los síntomas comunes de ansiedad incluyen palpitaciones, mareos, insomnio, miedo irracional a las actividades normales, como conducir, y la preocupación excesiva. Los ataques de pánico aparecen repentinamente y pueden ser bastante aterradores, los síntomas incluyen dificultad para respirar, mareos, sensación de que uno va a desmayar, cambios en la visión, y muchos otros. Los síntomas de la depresión a menudo incluyen llanto, poca energía, no encontrar placer en las cosas que antes hacía, le falta motivación para hacer las actividades diarias, y otras cosas. A menudo las personas creen en la idea de que estos síntomas son una parte normal de su vida e incluso dejar que estos dicten cómo viven, a dónde van y su estado de salud.

Muchos médicos de atención primaria se sienten cómodos al diagnosticar y tratar la ansiedad y la depresión. Tal vez su médico también quiera investigar otras posibles causas médicas de sus síntomas. El tratamiento suele constar de tres partes y la gente elige qué es lo más adecuado para ellos. En primer lugar, hablar con un terapeuta o psicólogo ayuda a identificar los problemas psicológicos que provocan sus síntomas físicos. En segundo lugar, el médico le puede ofrecer medicamentos. Algunas personas no están seguras si quieren tomar medicinas y esto, está bien. Discutir sus preguntas y temores acerca del medicamento con su médico puede ser muy útil. Por último, el paciente debe hacer un esfuerzo personal; esto es lo más importante. El ejercicio, hacerle frente a los problemas de drogas o de alcohol, comer bien y aprender técnicas de relajación y de respiración profunda pueden producir resultados asombrosos.

Habiendo dicho todo esto, el objetivo es tratar de llevar una vida equilibrada. Evaluar el estado de su salud mental regularmente le ayuda a estar más consciente de sus necesidades físicas y emocionales. Cuando uno se siente bien emocionalmente se preocupa más por cuidarse físicamente. Mantenga su mente sana y el cuerpo le seguirá!

Por: Dra. Megan Stone, Medicina Osteopática

Share.

About Author

Comments are closed.