Transformación Personal

0

Kegan, profesor de Harvard, investigó el cambio y por qué la gente fracasa en alcanzar sus metas. Desarrolló una teoría que está teniendo mucho auge que explica que la razón por la cual no alcanzamos nuestros objetivos y cambiamos hábitos o áreas de nuestra vida en la que no somos efectivos es porque hay creencias inconscientes que nos defienden de esos mismos cambios que queremos lograr. Utiliza la metáfora del sistema inmunológico que protege nuestro cuerpo de agentes extraños que entran en nuestro organismo. De esa misma manera, hay comportamientos sostenidos por creencias que nos protegen de las consecuencias negativas que inconscientemente creemos que podemos experimentar al alcanzar estas metas que anhelamos.

Propone hacer un análisis de los comportamientos que favorecen y obstaculizan lo que se quiere lograr y después identificar una lista de miedos subyacentes que nos detienen a tomar acción. ¿Qué es lo peor que puede pasar si alcanzo mis objetivos? Y si eso ocurre ¿qué es lo peor que puede pasar? Este ejercicio permite identificar miedos básicos. Después Kegan propone identificar cuáles son las creencias que pueden estar sustentando estos comportamientos. Puede ser difícil poder clarificar cuáles son estas creencias que van en contra de lo que queremos conseguir, pero en la medida que lo hacemos podemos empezar a desafiar nuestra inmunidad al cambio.

Por ejemplo, un cliente tenía como objetivo relacionarse con la comida en forma diferente. Quería perder peso pero su meta no era bajar un número específicos de kilos, él quería desarrollar una relación con la comida diferente que le permitiera tener mayor satisfacción en vez de sufrimiento. Cuando empezó con su lista de cosas que hacía o no hacía para alcanzar esta meta, compartió que hacia dietas pero las hacía o muy estrictamente o se iba al otro extremo de comer de todo sin ningún tipo de control, no hacia ejercicio, participaba en programas de ayuda para perder peso en forma inconsistente, leía revistas sobre temas de salud, buscaba novedades de cómo bajar peso lo más rápidamente posible y con el menor esfuerzo posible.

Cuando exploró los miedos, encontró que algunos miedos que él tenía estaban relacionados con miedo a ser rechazado por ser gordo, miedo a que tengan una idea negativa de él por su peso, que la gente tenga juicios negativos por su peso. La creencia que identificó era que las personas inteligentes son flacas, las personas atractivas son flacas, las personas gordas son un fracaso porque no pueden controlar su peso, las personas gordas no merecen ser queridas o respetadas. Cuando seguimos explorando qué es lo peor que le puede pasar si alcanza sus metas apareció que si está flaco y atractivo quizás pueda ser más interesante para otras personas pero esto lo haría sentirse ridículo y fuera de lugar porque toda su vida desarrolló la idea que las personas flacas son atractivas pero no son inteligentes.

Esto requería un cambio de paradigma de cómo dar significado a estar gordo o flaco, ya que adelgazar tenía connotaciones negativas basadas en estas creencias de las que no estaba del todo consciente.

Al tener claridad sobre estas creencias que lo controlaban pudo empezar a hacer algunos ejercicios para poner estas creencias a prueba. Por ejemplo, identificar personas atractivas inteligentes o personas gordas que no lo eran. O buscar la belleza en la gordura y la falta de control en personas que eran flacas. Como resultado, al darse cuenta de cómo estas creencias le jugaban en contra para conseguir su meta, empezó a desarrollar nuevas creencias que le permitieron sostener sus cambios.

Identificó la idea de que inteligencia no tenía que ver con peso, que la belleza está en los ojos del que la mira y que podía ser flaco o gordo como elección de él y no que ser flaco o gordo lo elija a él. A partir de este trabajo el cliente bajó de peso y desarrolló una mejor autoestima y seguridad en sí mismo.

Te invito a que explores cuáles son los miedos que pueden estar subyacentes a conseguir lo que quieres conseguir, que identifique qué creencias te están limitando y jugando en contra con lo que quieres lograr y tomar el riesgo de hacer actividades, ejercicios, cosas que nunca has hecho que pueden ser incómodas y te puedan permitir alcanzar esas metas que son importantes para ti.

Por: Damián Goldvarg, Ph.D.

Share.

About Author

Comments are closed.