Viajando Dec

0

Distrito Federal de México, Un Viaje para Repetir.

Me complace compartir las inolvidables experiencias de un viaje reciente a la Ciudad de México y debo confesar que lo repetiría no una, sino varias veces. El miedo que tenía de visitar la Capital era creado por las malas noticias que había escuchado, pero desde que llegamos al Aeropuerto Benito Juárez la sensación fue de tranquilidad. Utilicé la cámara fotográfica con la misma seguridad que lo haría en Los Ángeles. Nos dejaron sorprendidos la amabilidad de los trabajadores de Aeroméxico y de los servicios complementarios de las instalaciones del puerto aéreo.

Uno de los grandes aciertos fue siempre estar acompañados por una amiga mexicana que fue nuestra guía de turismo y la cual será nuestra embajadora de soyelguia.com en la capital azteca. Ella nos invitó a su casa para deleitarnos con los famosos Chiles En Nogada con la receta original y ancestral, la misma que utilizaron para sorprender a Hernán Cortés y la cúpula del clero de la época. Un plato frío con los sabores de frutos secos, carnes y semillas formando un plato gourmet con los colores de la bandera mexicana y pasamos una velada acompañados de música de autores, compositores e intérpretes del siglo pasado de origen mexicano.

Visitamos el Monumento de la Revolución y el Zócalo, tanto de día como de noche, disfrutando de perspectivas y tomas fotográficas diferentes, el primero una obra de ingeniería excepcional y una vista de la gran urbe desde lo alto, ilustrados con una guianza ligera y clara. El segundo, atractivo muy colorido debido a las pasadas fiestas de celebración del grito de independencia. Y en este mismo lugar gozamos del cambio de guardia presidencial donde se brindaron honores a la bandera en un desfile de gran solemnidad.

Tuvimos la oportunidad de recorrer las instalaciones del Palacio de Bellas Artes que cuenta con una arquitectura excepcional y que ha sido declarado por la Unesco como monumento artístico o también llamado la Catedral del Arte, allí pudimos registrar con buenas fotos las exposiciones temporales y unas impecables pinturas de los muralistas Tamayo, Rivera y Siqueiros. Para cerrar la noche disfrutamos de la música folklórica de varias regiones mexicanas magistralmente interpretada en vivo acompañando el famoso e imcomparable Ballet Folklórico de México, en un teatro lleno de calidez y arte con un telón de boca hecho con cerca de un millón de teselas de cristal refractario; siendo una obra única en el mundo.

No podía faltar los recorridos por los diversos templos en los que se profesa la religión católica, que son una mezcla de arte, arquitectura, tradición, historia y religiosidad. Visitamos viejas catedrales y un centro mariano al lado de la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe. Debo confesar que me sentí impactado y nervioso al ver el cuadro de La Morenita, pasé más de 6 veces por el corredor eléctrico para poder fotografiarla y filmarla, fue un momento de gran emoción, es una experiencia inolvidable.

Un atractivo a visitar recomendable sin duda son las Pirámides de Teotihuacán, donde se veneraba al sol y la luna, háganlo con un guía arqueológico y dedíquenle varias horas, ya que esta es una obra de ingeniería y arquitectura increible, las pinturas rupestres, la distribución de la gran ciudad, los secretos y encantos de la cultura maya son sorprendentes, como a su vez el mundo subterraneo recientemente encontrado bajo las ruinas de este patrimonio de la humanidad. Muy cerca de allí en el restaurante La Gruta en San Juan de Teotihuacán y literalmente bajo tierra saboreamos sin parar de unas tortillas con chapulines de inigualable sabor crocante, unos gusanos de maguey deliciosos y huevos de hormigas, todo elaborados con recetas tradicionales y servidos en hojas y platos de barro. Pero no podía faltar para acompañar estos exóticos platos varias copas del famoso mezcal.

Para cambiar de ambiente nos dirigimos a Xochimilco, un lugar excepcional, diverso y colorido, no sin antes mencionar que tuvimos que aguantar un tráfico lento, congestionado y pesado. Lo que hicimos fue tener calma, llenarnos de paciencia, escuchar música y hablar de los atractivos ya conocidos, nos deteníamos a consumir tacos, frutas y productos de panadería en pequeñas casetas alrededor de la calle o en las esquinas. Al llegar al lago de Xochimilco y su sistema de canales no paramos de sorprendernos con una mezcla de colores y tradición de las famosas trajineras, una especie de góndola guiada y manipulada por un solo señor que con un remo largo y fuerte nos condujo hacia una serie de islas como la de las muñecas y el vivero. Todo un placentero recorrido acompañados de un mariachi en vivo que nos abordó desede otra colorida trajinera. Lugar ideal para comprometerse, casarse o celebrar el amor.

Piensen en ir cómodos de calzado y preparense para visitar uno de los 10 mejores museos del mundo: El famoso Museo de Antropología e Historia, al lado de otro atractivo: El Castillo de Chapultepec. La foto que no debes dejar de tomar es en el céntrico monumento de El Angel de la Independencia que brilla con imponente fuerza y es el referente del Paseo de la Reforma, que es una de la avenidas emblemáticas de la Ciudad de México. Para la rumba este lugar es también punto de encuentro de la afamada Zona Rosa.

SOY EL GUIA, Una compañía de turismo personalizado, donde la pasión por nuestra profesión hace la diferencia. Visítenos en: www.soyelguia.com, escríbenos a: turismo@soyelguia.com, llámenos al (818) 326-4494.

Share.

About Author

Comments are closed.