¡Y ahora hay 4!/And now there are 4!

0

No cabe la más mínima duda – el movimiento LGBT ha pasado el punto de no retorno esta primavera y no hay vuelta atrás. Primero, la Corte Suprema de Iowa dictaminó un fallo categórico y unánime a favor de la igualdad de matrimonio en el caso de Lambda Legal Varnum v. Brien. Luego, legisladores valientes en Vermont votaron otorgar los derechos completos de matrimonio a las parejas gays y lésbicas. Seguidamente, los concejales del Distrito de Columbia dieron los primeros pasos hacia el reconocimiento del matrimonio al votar – otra vez, unánimemente – respetar los matrimonios contraídos fuera del distrito por parejas del mismo sexo. Y por último, la gobernadora republicana de Connecticut firmó la propuesta de igualdad de matrimonio que le enviaron los legisladores de ese estado, llevando a cabo las instrucciones que les dio la corte suprema estatal el otoño pasado. El número de estados que tratan con igualdad a las parejas lesbianas y gays se ha doblado – desde dos a cuatro – en un período de un mes.

Como abogados de derechos LGBT, sentimos la ilusión profunda de ver aplicado nuestro análisis, junto con la vindicación de nuestra creencia en la capacidad de las cortes para dictaminar con sabiduría y hacer justicia. De todas las maravillosas afirmaciones de las últimas semanas sobre nuestra victoria en Iowa, una de mis favoritas provino de los líderes de la legislatura del estado, el Senador Gronstal y el Representante Murphy: “Al fin y al cabo,” dijeron, “creemos que la única pregunta duradera sobre los acontecimientos de hoy será por qué nos tardó tanto.”

Aunque celebramos estos avances inmensamente importantes, también esperamos la decisión de la Corte Suprema de California en Strauss v. Horton, nuestro desafío a la Proposición 8. Strauss busca proteger nuestra victoria del año pasado que reconoció el derecho fundamental a casarse de las parejas del mismo sexo. Creemos que la Proposición 8 no siguió las normas adoptadas hace muchos años por los californianos para cambiar su constitución. También creemos que el gobierno democrático de California fue diseñado desde el principio – así como los de otros estados y del gobierno federal – para proteger a las minorías de un ataque por parte de la mayoría. Ahora esperamos ver si el tribunal más alto de California apoya estos principios. Si no, seguiremos luchando para restaurar la igualdad en el estado más poblado de la nación – tanto como luchamos a través del país – tarde lo que tarde.

Dicen “como va Iowa, va el país.” La verdad es, que es un estado clave en determinar las elecciones – a veces votando republicano y otras demócrata – Iowa frecuentemente selecciona al presidente. Pero en cuanto a los temas de derechos civiles, este estado del corazón del país ha sido excepcionalmente consistente, honrando sus tradiciones de justicia y decencia. Iowa fue delantero con la abolición de la esclavitud, con la desegregación racial y los derechos más básicos de las mujeres. Y ahora, cuando el corazón del país nos habla de este asunto del corazón, sabemos que vemos un momento de transformación. Sí, hemos pasado el punto de no retorno, y no hay vuelta atrás.

No doubt about it — the LGBT equality movement turned a corner this spring and there’s no turning back! First the Iowa Supreme Court issued an emphatic, unanimous decision in favor of marriage equality in Lambda Legal’s Varnum v. Brien case. Then courageous legislators in Vermont voted to extend full marriage rights to gay and lesbian couples.   Then the District of Columbia City Council took the first step towards marriage recognition by voting – unanimously – to respect same-sex couples’ marriages from elsewhere. Finally, Connecticut’s Republican governor signed the marriage equality bill sent to her desk by that state’s lawmakers, carrying out the state high court’s instruction of last fall. The number of states treating lesbian and gay couples equally has doubled – from two to four – within a month.

As LGBT civil rights lawyers, we feel the deep thrill of seeing our analysis applied, and vindication of our belief in the capacity of courts to rule wisely and to do justice.  Of all the wonderful statements about our Iowa victory in recent weeks, one of my favorites came from the elected leaders of the Iowa legislature, Senator Gronstal and Representative Murphy. “When all is said and done,” they said, “we believe the only lasting question about today’s events will be why it took us so long.”

While we celebrate these immensely important breakthroughs, we also anxiously await the California Supreme Court’s decision in Strauss v. Horton, our challenge to Proposition 8.. Strauss seeks to protect our victory last year that recognized the fundamental right of same-sex couples to marry… We believe Proposition 8 failed to follow the rules Californians long ago adopted for changing their constitution. We also believe California’s democratic government was designed from the outset – as in all other states and our federal system– to protect minorities from majority attack. Now we wait to see if California’s high court will uphold these principles.. If the court does not, we will keep fighting to restore equality in our nation’s most populous state – as we are fighting coast to coast – for as long as it takes.

They say, “As goes Iowa, so goes the nation.”  Indeed, one of the ultimate swing states, Iowa often selects our presidents.  On issues of civil rights, however, this heartland state has been remarkably consistent, honoring its own traditions of fairness and decency.  Iowa led the way on the abolition of slavery, racial desegregation, and the most basic rights of women… As the heartland now speaks to our nation about this matter of the heart, we know we are watching a transformative moment. Yes, we’ve turned a corner and we won’t be turning back.

Jenny Pizer, Directora del Proyecto de Matrimonio de Lambda Legal /Marriage Project Director, Lambda Legal

Share.

About Author

Comments are closed.