Dj Rubin May

0

Héctor Medina es VIVA
Por: Alberto Orozco
Fotos cortesía de The Karpel Group

El cine cubano, con todo y su revolución cubana, y por mas comunista que los Castro quisieran haberla perpetuado, nos ha brindado grandes joyas cinematrográficas con tema gay. En 1993 fue Fresa y Chocolate, y 23 años después tenemos VIVA. Platiqué con Héctor Medina, joven actor cubano que hace de Jesús, quien a su vez da vida por medio del transformismo a VIVA. Ahora está en cines selectos, no te la puedes perder.

Alberto: Estás ahora en Miami, ¿vives ya en los Estados Unidos?
Héctor: No, vivo en Cuba, lo que sí que estoy viajando mucho, he pasado tiempo sobre todo aquí en Miami porque mi novia vive aquí, pero yo me la paso en Cuba, Miami, República Dominicana, y otros lugares.

Alberto: Algo muy atípico para un chico cubano.
Héctor: Sí, la verdad he tenido suerte, eso dicen mis amigos.

Alberto: Estás protagonisando la película Viva con tema gay, pero primero hablemos de tus inicios, porque has participado en otras películas y estudiaste en la Escuela Nacional de Arte de Cuba.
Héctor: Sí, estudié en la Escuela Nacional de Arte, luego entré en un grupo de teatro que se llama Teatro Público, y es de los más importantes en Cuba. En cuanto a participación en otras películas he hecho “Boleto al Paraíso”, y cortometrajes como “El Rey de la Habana” y otros.

Alberto: ¿Cómo haces que funcione tener novia en Miami y vivir en Cuba?
Héctor: Ella fue mi primera novia cuando estudiábamos en la escuela de arte en Cuba, luego nos separamos, éramos muy jovencitos. Haciendo la película Viva nos volvimos a juntar, nos volvimos a enamorar. Después de que todo iba muy bien allá en Cuba, ella me dio la noticia de que se iba a Miami a vivir con sus padres. Gracias a Viva he podido viajar y pasar mucho tiempo con ella, quiero pasar mas tiempo con ella en lo adelante.

Alberto: ¿Has pensado en moverte a los Estados Unidos a vivir?
Héctor: Existe esa posibilidad, pero no sé, quiero mantenerme haciendo cine cubano, cine caribeño, latinoamericano, es lo que más me gusta. Hace un par de meses hice una película en República Dominicana y creo que es un proyecto muy bonito. Como todo actor también me gustaría llegar a la meca, a Hollywood, cobrar un buen cheque, que ya llevo tantas películas pero falta eso.

Alberto: Tu papel como Jesús en Viva es muy bueno, de verdad creí que eras un chico gay porque te sale muy natural, ¿cómo fue la experiencia de hacer este personaje?
Héctor: Tuvimos un trabajo maratónico porque tuvimos poco tiempo de ensayar y preparar la película, pero creo que lo aprovechamos, y luego el tiempo de filmación fue muy poco. Enfrentarme al personaje de Jesús fue muy difícil, era un personaje con muchos silencios también, y sobre todo la parte de Viva, que tuvo que aprender a caminar en tacones, lo que es la sexualidad de un drag queen, aprenderme las canciones, fue bastante duro la verdad. Pero yo creo que lo disfruté también mucho, hacer un trabajo real, fuerte. Durante tanto tiempo haciendo películas siempre sentí que la vida me iba a devolver algo y creo que ya está pasando porque Viva ha tenido bastante aceptación.

Alberto: ¿Cómo es que Viva fue la película que envió Irlanda como su selección para los premios Oscar?
Héctor: Eso fue una sorpresa para todo el mundo porque Irlanda tenía otras películas muy buenas y nunca pensamos que fuera a mandar a Viva que fue filmada en Cuba, en español, con actores cubanos, y nunca esperábamos tampoco que Cuba propusiera esa película. La razón por la que Viva es irlandesa es porque es dirigida por un irlandés, producida por los irlandeses.

Alberto: En la parte de producción ejecutiva está Benicio del Toro, en el pasado tú has trabajado ya en otra película con Benicio del Toro, hay ahí como un lazo ya.
Héctor: Lo que pasa que Benicio del Toro es como un cubano, él ama Cuba, va a Cuba muy seguido, se lleva muy bien con los actores cubanos, nos apoya y ayuda en todo lo que puede. Yo lo conocí cuando fue a rodar “Siete Días en La Habana”, yo le ayudé haciendo casting para algunos personajes.

Alberto: Al saber que ibas a actuar al lado de Jorge Perugorría, que protagonizó Fresa y Chocolate en 1993 y que tuvo tanto éxito, ¿sentiste que el desafío era muy grande, o que quizás él te iba a opacar?
Héctor: No, para nada, para mi fue un honor. Uno de mis sueños era trabajar en alguna película o con Luis Alberto García o con Jorge Perugorría, y en esta película se me dio trabajar con los dos, yo lo estuve disfrutando todo el tiempo, además de que Jorge Perugorría es una persona maravillosa y aparte de todo lo grande que pienso que es, es muy sencillo, me ayudó mucho, actuar con él…no había que actuar, nadamás mirarle a los ojos. Yo creo que en estos casos no se trata de haber quién se va por encima, sino que es como el verdadero nirvana, conviviendo bien todos los actores, con Jorge ahora mismo yo siento que él es mi papá y que yo soy su hijo, yo lo quiero mucho.

Alberto: Cuidado porque tu papá se va a poner celoso.
Héctor: Sí.

Alberto: Tú cómo ves el tema de la película, ¿se trata de el reencuentro y amor entre un padre y su hijo, o se trata del sueño de un chico de ser él mismo y que quiere ser un transformista?
Héctor: Yo creo que es mas bien la primera, yo creo que por muy cursi que suene se trata de una historia de amor entre un hijo y su padre, y cómo una persona encuentra su verdadero yo através del amor, porque Jesús al inicio de la película era un muchacho vacío, que no tiene nada. Sin embaro aparece su padre y la vida se llena de problemas y de cosas, pero también se llena de amor, que es lo que a él le queda al final. De hecho, cuando yo leí el guión de Viva el título original era “El Amor”. Asi se titula la canción final, que es de Massiel.

Alberto: En el tiempo de Fresa y Chocolate era casi un tabú en Cuba hablar de ser gay, te podían denunciar por eso. Sin embargo ahora en Viva hay un club donde hay show con transformistas, no sé hasta qué punto esto se puede comparar con la realidad, ¿qué tan abierta es Cuba en ese sentido en la actualidad?
Héctor: Para nadie es un secreto que en Cuba hubo una etapa desagradable que muchos la llaman “la cacería de brujas”, la cual hizo que muchos muy buenos artistas se fueran de Cuba solamente por ser gays, y mucha gente que vivió muy mal solamente por ser gay en Cuba. En el tiempo de Fresa y Chocolate todavía ser gay era algo raro, pero ya hoy en día Cuba gracias a la vida ha cambiado bastante, hay instituciones y cosas que apoyan el tema gay, el tema gay yo creo que ya no es un problema. Se ha estado haciendo muchas películas con temática gay, yo creo que ya no es un problema. Aunque me gusta mucho una frase que dice “perdono pero nunca olvido”. Todavía falta más, porque ahora mismo no creo que Cuba sea como un paraíso gay, puede ser en cuanto a la constitución y eso, pero eso es otro tema. Pero para ser un país caribeño, donde está muy presente el machismo, creo que Cuba ha cambiado bastante.

Alberto: El problema tan fuerte de la prostitución en Cuba yo lo veo como un reflejo de las carencias y falta de oportunidades. Cuando estabas estudiando y comenzaste a actuar, ¿veías esas carencias o te encontraste con las oportunidades que tú soñabas en Cuba?
Héctor: Mira, yo nací en Pinar del Río, yo no nací en La Habana, y en Pinar del Río un poco más pa’tras, yo creo que llegando a México, era un pueblito. Yo salí de ahí y di muchas vueltas a la vida y luego logré entrar en la Escuela Nacional de Arte en la capital, para mi era ya un gran logro, ya no quería nada más en la vida. A veces pensaba que nunca iba a poder hacer una película, yo no tenía casa en La Habana, yo pensaba terminar la escuela y regresar a Pinar del Río, yo todavía no vivo en La Habana. Yo un día me propuse volar alto, me decía “yo me lo merezco y voy a luchar por eso”, y empecé a ir a muchos castings y me desaprobaban, y de esos mismos castings que me habían desaprobado un día me llamó un director que me propuso para otro casting que aprobé y fue mi primera película. Yo creo que en Cuba en cualquier circunstancia que esté uno, uno tiene que soñar y luchar por eso.

Alberto: Ojalá que se vayan dando más oportunidades en Cuba y que el país se abra el mundo y el mundo a Cuba. ¿Estás a favor o en contra de que termine ya el embargo?
Héctor: Que se acabe ya, todo lo que sea duro para Cuba que se acabe ya. Todo lo malo que hay en Cuba que se quite, y todos los malos también que se quiten.

http://www.magpictures.com/viva
https://www.facebook.com/VivatheFilm

Share.

About Author

Comments are closed.