Beneficios de Inmigración para Parejas del Mismo Sexo

0

La Corte Suprema de los Estados Unidos, que podría ser la rama más poderosa de nuestro gobierno federal, finalmente ha decretado (en Estados Unidos vs Windsor) que los matrimonios entre personas del mismo sexo son validos ante los ojos de la ley federal. La Junta de Apelaciones de Inmigración (BIA por sus siglas en inglés) del Departamento de Justicia de los EE.UU. rapidamente ha seguido el precedente de la Corte Suprema al decidir que la ley federal reconocerá a los matrimonios del mismo sexo en casos de inmigración.

¿Cómo le afectará esto a las parejas del mismo sexo que están casadas con una pareja no ciudadana? La decisión de la corte BIA (en relación a Oleg B. Zeleniak), tomada el 17 de julio, 2013, significa que un matrimonio entre personas del mismo sexo será reconocido con base en el estado de celebración del matrimonio, no el estado de residencia. Esto significa que los matrimonios entre personas del mismo sexo son considerados legítimos para propósitos de inmigración, aún si no son reconocidos por el estado de residencia.

Para aquellos que se casen fuera del país, mientras el matrimonio sea reconocido en el país de la celebración, también será reconocido por USCIS. La Visas de Prometidos “Fiance(e) K-Visas” también estarán disponibles para ciudadanos de los Estados Unidos para que traigan a sus futuras parejas a los EE.UU. para casarse.
En una situación donde una pareja haya previamente sometido una petición para una pereja del mismo sexo (una petición I-130) y haya sido negada en base al matrimonio, el caso puede ser reabierto a solicitud, sin cargos adicionales. Esto puede lograrse al hacer una solicitud por e-mail a USCIS-626@uscis.dhs.gov a más tardar para el 31 de marzo de 2014. Los beneficios de estas decisiones afectan ajustes de status y esto aplica también a aplicaciones de inmigración de los niños de matrimonios entre personas del mismo sexo.
Otros beneficios de inmigración surgirán de estas decisiones. Este reconocimiento de los matrimonios entre personas del mismo sexo significa que los inmigrantes en proceso de deportación podrán usar estos beneficios para cancelar la deportación al casarse con un ciudadano de los EE.UU. Pueden también someter un reclamo de protección bajo la Ley de Protección contra Violencia hacia las Mujeres (VAWA por sus siglas en inglés) donde el abuso por parte del esposo es un factor, y también puede buscar protección bajo la U-Visa donde la violencia doméstica ha sido reportada a las autoridades.

Y aunque mucho ha cambiado, hay muchas cosas que permanecen sin cambios. Las parejas del mismo sexo continuarán enfrentándose a discriminación y resistencia por intolerantes tanto dentro del gobierno federal como fuera de este. Al perseguir sus derechos, competirán con el escepticismo tradicional del USCIS en relación a los matrimonios entre ciudadanos e inmigrantes, lo cual ahora tendrá un enfoque especial en el contexto de las relaciones entre personas del mismo sexo. Los aplicantes tendrán problemas con las pruebas y documentación de sus relaciones por discriminación de los empleadores y las familias, y el miedo en general en relación a la apertura sobre la sexualidad y la orientación sexual.

Otra cosa que permanecerá igual será el engaño oportunista de los “notarios” o “consultantes de inmigración.” Estas personas no son abogados, y han sido un parásito para la comunidad inmigrante por muchos años. Siempre dicen que tienen conexiones, o experiencia previa con estos complejos asuntos de inmigración, y sin embargo sus caros servicios solo amplifican los problemas de inmigración. Debes tener cuidado para encontrar un consejero legal calificado y con licencia si lo necesitas, busca abogados calificados en la Barra del Estado de California en http://www.calbar.ca.gov, la Asociación Americana de Abogados de Inmigración en http://www.aila.org, o contacta a mi oficina legal al (310) 692-4410, o por e-mail en cpatry@patrylaw.com para una consulta, asistencia o referencia.

Immigration Benefits for Same-Sex Couples

The United States Supreme Court, arguably now the most powerful branch of our federal government, has finally decreed in United States v. Windsor that same-sex marriages are valid in the eyes of federal law. The U.S. Department of Justice Board of Immigration Appeals (BIA) has quickly followed the Supreme Court’s precedent in deciding that federal law will recognize same-sex marriage in immigration cases. Finally, the United States Citizenship and Immigration Service (USCIS) has provided guidance on July 26, 2013 that the court decisions will be applied administratively to most all aspects of immigration law.

How will this affect the same-sex married couple with a non-citizen spouse? The BIA court decision in Matter of Oleg B. Zeleniak, issued on July 17, 2013, means a same-sex marriage will be recognized based on the state of celebration of the marriage, not the state of residence. This means all same-sex marriages are considered legitimate for immigration purposes, even if not recognized by the state of residence. For those married abroad, so long as same-sex marriage is recognized in the country of celebration, it too will be recognized by USCIS. Fiance(e) K-Visas will also now be available for U.S. Citizens to bring their future partners to the United States to be married.

In a situation where a couple has previously filed a same-sex spousal immigrant petition (an I-130 petition) which was denied on the basis of the marriage, it will be reopened upon request without any additional fee for reopening. This can be accomplished by making an email request to USCIS-626@uscis.dhs.gov by March 31, 2014. The benefits of these decisions affect adjustment of status and will accrue to derivative immigration applications of the children of same-sex marriages as well.

Other immigration benefits will flow from these sweeping decisions. This recognition of same-sex marriage will mean immigrants in removal proceedings will have additional defenses to deportation through cancellation of removal when married to a U.S. Citizen. They may be able to assert claims for protection under the Violence Against Women’s Act (VAWA) where spousal abuse is a factor, and even seek U-Visa protection where domestic violence has been reported to authorities.

Yet while much has changed, more remains the same. Same-sex couples will continue to endure discrimination and resistance by bigots both within the federal government, and outside of it. In pursuing their rights, they will contend with the traditional USCIS skepticism regarding marriage between citizens and immigrants, which will now likely be heightened in the same-sex context. Applicants will have problems with proof and documentation of their relationship due to employer and family discrimination, and general fear regarding openness about sexuality and orientation.

One other thing will remain the same, and that is the opportunistic deceit of the “notario” or “immigration consultant.” These non-lawyers have been a parasite on the immigrant community for many years. They always claim to have connections, or prior experience with these complex immigration matters, yet their expensive service only amplifies immigration problems. You should be careful to find qualified, licensed legal counsel if you need it, by checking attorney qualifications with the California State Bar at http://www.calbar.ca.gov , the American Immigration Lawyers Association at http://www.aila.org, or contact my law office at 310-692-4410 or email at cpatry@patrylaw.com for consultation, assistance or a referral.

By Christopher C. Patry, Esq.

Share.

About Author

Comments are closed.