Échale ganas

0

La Magia de Viajar

Por: Francisco Dueñas

Soy un fiel creyente en la magia de viajar. Me crié visitando a familiares cada otro año en México para las navidades, visitando a los pueblos donde se criaron mis padres, imaginándolos siendo niños como yo. Conocía a nuevos primos y primas, jugaba conquián con mi tío y me dejaba ser bendecido por mis tía abuelas.No viajábamos mucho más allá de visitas a familiares pero, afortunadamente, tenía familiares en varios sitios de México y aunque mis padres eran de pueblos chicos y rurales de Jalisco, tenía una hermana mayor que vivía en la Ciudad de México, con sus millones de habitantes. También llegué a conocer a familiares gay mayoresy leyendo el grafiti cachondo gay en las puertas de los baños de hombre de la central camionera intuí que no era el único chico gay. Al final todo era novedoso e impactante.

Perode joven no siempre apreciaba estos viajes familiares que mis padres emprendían con tanto sacrificio. Los consideraba más obligatorios que recreativos, como una peregrinación, y mientras los respetaba no fue hasta adulto que entendí y pude apreciar lo mucho que me influenciaron e hicieron bien.

Cuando viajas tienes la oportunidad de aprender de los demás y de formar tus propias opiniones, más allá de los estereotipos. Puede que seas inspirado para hacer un cambio en tu comunidad. Viajando he aprendido que no todo el mundo está obsesionado con y quiere emigrar a los EE.UU. y, a la vez, entendí el tamaño de la decisión de mis padres de emigrar a Los Ángeles. A todo estudiante universitario le sugiero que estudien en el extranjero.

Yo sé que no todos podemos viajar lejos o fuera del país, ya sea por cuestiones de estatus migratorio, de presupuesto, o por la falta de sentirnos seguros, pero no es necesarioir lejos.Puedes viajar a otra biblioteca o parque cercano. La idea es explorar nuevos horizontes, solo o con amistades. Aunque el viajar no es una panacea,las siguientes pistas te ayudarán a preparar y a disfrutar a lo máximo tu viaje, sin importar lo lejos o cerca que sea.

Habla con amistades que viven o hayan visitado antes. ¿Qué te sugieren visitar? ¿A qué horas o cuál temporada? ¿Cuáles comidas tienes que probar? Tal vez te pueden hospedar o acompañar. Además yo siempre revizo una, o más, guías de viaje. Algunas se enfocan en algún aspecto, ya sea la comida o la cultura, mientras que otras son más completas. Y las puedes sacar de la biblioteca, no necesitas comprarlas. Mis favoritas son la editora Rough Guide, porque casi siempre incluyen bastante de historia y cultura LGBT. También puedes leer una novela o autobiografía que se lleva a cabo en tu destino.

Ahora también puedes encontrar muchos recursos en You Tube. Hay docenas de YouTubers que se dedican a compartir sus experiencias y pistas de viaje, muchos hablan español o son LGBT. La página web Trip Advisor es una enciclopedia de recursos para viajes, incluso cosas que hacer. Y finalmente si te comunicas con grupos sin fin de lucros locales antes, tal vez puedas apoyar o ser voluntario de alguna forma.

Share.

About Author

Comments are closed.