La Risa Cura

0

Se han hecho muchas investigaciones sobre el poder de la risa con fines curativos. Cuando nos reímos a carcajadas, no sólo hay una respuesta emocional a una situación cómica, sino también una respuesta fisiológica. Nuestros músculos se relajan, se pierde la tensión y se liberan endorfinas que promueven un sentimiento de bienestar general. La risa puede ser un antídoto para el estrés, el dolor y los conflictos. La risa mejora nuestro estado de ánimo y nos ayuda con los conflictos. Cuando estés en medio de una pelea con alguien que tú quieres, haz un chiste o dí algo gracioso y verás como cambia el tono de la discusión.

goldvarg1No podemos reírnos y estar enojados al mismo tiempo.  El humor puede ayudarnos a alivianar tensiones y a acercarnos a la gente. Las personas con buen sentido del humor son imanes sociales. La gente se siente atraída a ellos y los aprecian como amigos o colegas.  También se ha descubierto una relación entre la risa y  el fortalecimiento del sistema inmunológico. Se han hecho estudios que han demostrado que personas que se someten a tratamientos de risa, como ver películas cómicas cuidadosamente seleccionadas, pueden mejorar su salud física. La risa tiene la capacidad de mejorar la irrigación sanguínea lo cual puede protegernos de problemas cardiovasculares.

Con tantos beneficios que la risa y el humor pueden traer a nuestras vidas me pregunto por qué no nos reímos más. Quizás estamos demasiado enfocados en nuestras metas laborales, problemas familiares y económicos y no nos detenemos a disfrutar de unas buenas carcajadas. ¿Cómo podemos traer más risa y humor a nuestra vida? ¿Podemos reírnos de nosotros mismos, de nuestros errores o, a veces de la mala suerte? Hay muchas maneras de traer “liviandad” a nuestras vidas. Algunas más obvias que otras. Desde elegir películas que nos hagan reír, es decir comedias en vez de dramas, hasta leer las historietas del periódico.

¿Cuáles son los cómicos que más te gustan? Hay veces que algunos cómicos que marcaron tu vida te siguen haciendo reír después de muchos años, como pueden ser “Los tres Chiflados”, “El Gordo y el Flaco”. “Yo Amo a Lucy” o Cantinflas. ¿Cuán seguido escoges películas de tus cómicos preferidos? ¿Cuán seguido haces bromas o te juntas con gente con buen sentido del humor? Cuando una persona va creciendo va perdiendo el sentido de la risa. ¿Te acuerdas cómo te tentabas en la escuela? Si observas a un niño verás cuantas veces se ríe en un ratito. ¡Muchas más veces que los adultos!

Quizás necesitas reflexionar y buscar cuáles personas son las que más te hacen reír y reunirte con ellas más seguido. Quizás tengas un show de televisión favorito que te hace reír. Jugar con niños también es una buena manera de reírnos y cambiar nuestro estado de ánimo. La invitación es a buscar oportunidades para reírnos más, no tomarnos la cosas tan seriamente y encontrar otras perspectivas e interpretaciones a los obstáculos que encontramos en nuestro camino. ¿Cómo son tus reuniones familiares? Cuando yo me reúno con mi familia, siempre hay alguien que dice algo gracioso, hace una broma o cuenta un chiste que hace reír a todos. Eso hace que nuestras reuniones familiares sean muy agradables y que todos tengamos ganas de encontrarnos a compartir tiempo juntos.

¿Qué se te ocurre que puedes hacer tú para traer risa y humor a tu vida y a la de tus seres queridos? La risa y el humor no requieren una inversión de dinero grande, ni de mucho tiempo para planificar. Dinero y tiempo, las dos excusas que más usamos para explicar por qué no vivimos una vida que amamos, no son buenos argumentos en este caso.  Recuerda que la risa y el humor son poderosas herramientas para lidiar con la tensión y nos ayudan a mantener una actitud positiva en momentos difíciles cuando cambiamos de perspectiva y encontramos el lado gracioso del desafío.

Por: Damián Goldvarg, Ph.D.

Share.

About Author

Comments are closed.