Marchando Como Una Persona Gay y Sin Papeles

0

 

Por: Luis Suárez

Email: luissuarezch1@gmail.com

Los temores que enfrenté en 2006 son los mismos temores que muchos otros inmigrantes indocumentados y yo sentimos hasta el día de hoy. El primero de Mayo de 2006, los EE.UU. vio una serie de protestas contra la propuesta de legislación conocida como H.R. 4437 que clasificaría a las personas indocumentadas como delincuentes y donde intentábamos finalmente aprobar una reforma migratoria integral. El primero de Mayo se ha convertido en un recordatorio anual del progreso que nos hace falta para todos los derechos de los trabajadores en los EE.UU.: ciudadanos y personas indocumentadas por igual.

Hoy, nos encontramos nuevamente listos para marchar el primero de mayo por los mismos derechos por los que marchamos hace doce años. Nuestra comunidad indocumentada vive en un ambiente político que busca criminalizar y separar familias, y hacer una declaración clara de que los inmigrantes de color ya no son bienvenidos en los Estados Unidos. Muchos de nosotros hemos recibido el mensaje de odio alto y claro. Hubo la terminación de la Acción Diferida (DACA), la terminación del Estatus de Protección Temporal (TPS) para varios países, la prohibición de los musulmanes y personas transgénero en el ejército, los ataques son interminables. Las personas que fuimos atacadas personalmente, tuvimos que salir y compartir nuestras historias para demostrar que somos humanos. Tuvimos que ponerle cara a las políticas que se estaban implementando y terminando. Para mí, “salir” como indocumentado fue fácil, era un tema común en el barrio latino en el que crecí. Pero luego tuve que salir de nuevo: como miembro de la comunidad LGBT. Esta identidad puso fin a amistades y me empujó fuera de la casa de mis padres. Hoy, sin importar el clima político o los ataques en mi comunidad inmigrante, estoy empoderado y sin miedo de decir que soy una persona ”gay y sin papeles.”

El Primero de Mayo, puedes encontrar a muchos de nosotros marchando por el derecho a vivir en paz y prosperar: como miembros de la comunidad LGBT, musulmanes, negros, asiáticos, de las Islas del Pacífico o cualquier otra identidad que reclamemos. Para aquellos que no tienen el privilegio de salir como indocumentados o miembros de la comunidad LGBT, sepan que la existencia cotidiana de personas como tú y yo es un signo de protesta. Te levantas todos los días, vas a trabajar y encuentras satisfacción en un país que ha convertido su falta de inacción en el congreso en tu culpa; eso es protesta. Tu ser como una persona LGBT o aliada que ama a los demás basada en su alma, en un país que cambia lentamente de la heteronormatividad; eso es protesta.

Puedes celebrar el primero de mayo en la forma que elijas. Para muchos, será marchando por las calles para expresar nuestras demandas, pero muchos otros celebrarán el Primero de Mayo simplemente con vivir. ¿Cómo vas a celebrar?

 

Share.

About Author

Comments are closed.