Resoluciones Para El 2013: Planificando Para El Éxito

0

Empieza el 2013 y es un ritual común tomar resoluciones para un nuevo año. El mes pasado hablamos de la importancia de la evaluación y reflexión cuando termina el año y el paso lógico siguiente es usar esta información para planificar el nuevo año.

Lo que es llamativo es que la mayoría de las veces estas resoluciones se quedan en resoluciones, nunca se alcanzan. ¿Cuál es tu hipótesis por la cual en tu propia vida tu no implementas las tuyas? Mi experiencia indica que un factor clave para no alcanzar nuestras metas puede ser la falta de motivación. Hay una intención clara pero no se tiene la disciplina, la energía, el entusiasmo, el compromiso para hacer esas cosas que sabemos que tenemos que hacer pero que posponemos. Puede ser que alcanzarlas no sea tan importante como creemos.

Como coach muchas veces mis clientes me dicen que quieren conseguir cosas para tener una mayor efectividad en su trabajo, mejor estado de salud o prepararse para futuros desafíos pero cuando empezamos a explorar no hay una motivación suficiente para tomar acción. Tiene que existir una buena razón para alcanzar nuestros objetivos, sin ella es muy fácil posponer ya que no hay sentido de urgencia. Esto lo vemos muchas veces en alcohólicos anónimos con personas que llegan a pedir ayuda para lidiar con su alcoholismo después que “tocaron fondo” y perdieron sus trabajos, sus bienes o sus familias. Antes no tenían una motivación suficiente para dejar de tomar. Cuando mi madre tuvo cáncer, conservar su salud fue una motivación suficientemente poderosa para dejar de fumar. ¿Tienes que esperar para enfermarte para cuidar de tu salud? Le preguntaba a un amigo querido, ¿Necesitas un ataque al corazón para cuidar tu salud, dejar de fumar y vivir con menos estrés? La pregunta sobre cuán importante es para ti tu resolución para este nuevo año es el primer paso. La segundo pregunta puede ser: ¿Cuál es el obstáculo más grande para alcanzar lo que quieres si estás seguro que lo quieres? Trabajo con ejecutivos a nivel global y muchas veces desarrollan unos planes muy completos y ambiciosos que a veces no terminan de implementar por no evaluar los obstáculos. ¿Cuáles son los tuyos? ¿La falta de tiempo?¿Falta de disciplina? ¿Falta de apoyo?¿Inseguridad en ti mismo?¿Falta de habilidades? Es necesario que identifiques tus obstáculos para poder saltarlos. Pero ten mucho cuidado en buscarlos fuera de ti.

Podemos encontrar muchas excusas y explicaciones de por qué no hacemos lo que decimos que queremos hacer. Si las razones que encontramos son externas a nosotros, tenemos un problema. Quizás no podamos hacer nada al respecto. Pero si es nuestra responsabilidad hacer que pase lo que tiene que pasar, nos hacemos cargo de eso y tenemos más control sobre los resultados. Por ejemplo, si queremos perder peso, en mi caso utilizaba la excusa de mis viajes para explicar por qué ganaba peso o no lo perdía acorde a mis planes. Pero si me hago cargo, puedo decir que aunque es desafiante viajar y tentarse con muchos platos exquisitos, soy yo el que elijo qué me llevo a la boca y cuánto me llevo a la boca! Si somos “víctimas” de estas situaciones es mucho más difícil sentirnos que podemos alcanzar nuestras resoluciones. ¿Cuán importante es perder peso? Alcanzar nuestras metas tiene una relación con la importancia de la resolución, la capacidad de saltar los obstáculos y también creer que las podemos alcanzar. Muchas veces observo una “profecía autocumplida” en la cual la persona no se siente segura de sí misma para alcanzar lo que se propone y termia creando las condiciones para que pase eso que no quiere que suceda. Te invito a que consideres estas preguntas cuando decidas cuales serán tus resoluciones para este año y prepares un plan que contemple obstáculos y como saltearlos. Mucha suerte!

Por: Dr. Damián Goldvarg

Share.

About Author

Comments are closed.