Vikki Carr – Viva La Vida

0

Vikki Carr es una de esas leyendas de la música que siempre estarán presentes en la mente de todos nosotros. Ha sido un gusto platicar con Vikki sobre su recién lanzado álbum Viva La Vida, con el cual Vikki agradece una larga y éxitosa carrera a su público latino. En Viva La Vida Vikki se hace acompañar del Mariachi Sol de México de José Hernández y por la Sinfónica Nacional de las Américas.
Con Vikki platiqué sobre recuerdos de su infancia, su fructífera carrera, y porsupuesto sobre Viva La Vida.

Fotos cortesía de Sony Music Latin

Alberto: Remontémonos al comienzo de tu gran carrera. Creciste en en el Valle de San Gabriel aqui en Los Ángeles.
Vikki: Sí, yo fui criada en el Valle de San Gabriel, pero fui a la escuela en Rosemead High School. La primera vez que canté en un escenario fue a los 4 años en la Misión de San Gabriel. Fue el comienzo de mi carrera y por poco el final porque mi mamá estaba llorando como diciendo “qué hice?” y le dije “I’m sorry mami, lo siento, no voy a cantar más”, y me dijo “no, no mi’ja, es que estaba tan emocionada, con orgullo”. Canté algo en latín.

Alberto: Estás con disco nuevo, Viva la Vida, hablemos de este disco que has hecho como agradecimiento a la respuesta a tu carrera dentro de la comunidad latina.
Vikki: Tienes toda la razón Alberto, y aparte de esto, cuando lo grabé hace tres años estaba festejando 50 años de aniversario, y era mi manera de agradecer por el éxito que me han dado, y para decirles que Dios sigue bendiciéndome con este don. Estaré cantando para ellos por siempre, hasta que Dios diga que ya no.
Hablé con José Hernández de Mariachi Sol de México, quien es mi co-productor y le encantó la idea, y como a todo el público le había gustado tanto mi música con mariachi decidí hacerlo así, pero es más mariachi al estilo sinfónica.
Son muy lindas canciones, canciones muy especiales, también dedicadas a mi marido, Dr. Pedro de León, es a manera de historia de amor.
El disco cuenta con la participación de la Sinfónica Nacional de las Américas, para mi es muy emocionante ver al público cuando sale el mariachi pero también hay una orquesta acompañándolos.

Alberto: De todas las canciones que quizás pasaron por tu mente en la planeación del disco, ¿cómo te quedas con once canciones?
Vikki: Antes se podían incluir más canciones, pero ahora por el tiempo que va a tener uno se corta el número de canciones, aparte que en este disco hay un popurrí en homenaje a mis abuelos y mis raíces de Guadalajara, Chihuahua y Sonora, y este popurrí es un poco largo. Esta vez yo escogí las canciones, y puse algunas anécdotas de por qué incluí estas canciones.

Alberto: En el popurrí “Mis Raíces” hablas al principio, mencionando algunos datos personales sobre ti.
Vikki: Hablo como si estuvieras viendo un show de Vikki Carr, más o menos es la historia que les cuento, y aparte explico por qué cambié mi nombre, no es que tenía pena de mi nombre ni nada de eso, es que en esa época asi se acostumbraba hacer, y aparte era también por consejo de los músicos anglosajones con quienes estaba trabajando…al principio mi nombre era Carlita, mi papá Carlos Cardona estaba fascinado que yo era su Carlita y estaba siguiendo esos pasos que él hubiera querido seguir profesionalmente, porque tenía una voz muy bonita, pero nunca tomó la oportunidad de salir adelante y se dio cuenta que me encantaba la música, me dio el apoyo, aunque en la vida personal no podía salir, fui criada de manera muy estricta.

Alberto: Tienes un nombre muy bonito, te llamas Florencia.
Vikki: Florencia Vicenta de Casillas Martínez Cardona.

Alberto: Por cierto, haz mencionado que prometiste a tu papá que ibas a ser reconocida tanto por tu nombre verdadero como por tu nombre artístico.
Vikki: Sí, eso ya ha pasado, porque en cada show de variedad que yo hice en los Estados Unidos, no te puedo decir cuantas veces quise intentar la pronunciación de mi nombre, en una ocasión un presentador dijo mi nombre completo, y alguien del público dijo “oh, you mean Vicki Carr”

Alberto: ¿Por qué era difícil para ti pronunciar tu nombre, creciste hablando solamente inglés?
Vikki: Lo que pasó con mi español en ese tiempo es que estaba en una escuela católica, y no permitían que habláramos en clase. Una monjita escuchó algo que yo dije, estaba contestando algo que me preguntó un muchacho en español, vino y me cacheteó, no pude creerlo…me puse a pensar…era una niña, y lo que estaba hablando estaba “mal”. En ese tiempo mi vocabulario era muy limitado, no era lo que ahora es, aunque aun ahora se me pone a veces gorda la lengua.

Alberto: Tus primeros discos fueron en inglés.
Vikki: Sí, y tuvieron mucho éxito. Gracias a ese éxito pudé yo luchar para el primer disco en español, que es algo que mi público anglosajón me pedía, porque siempre incluía en mis shows unas dos canciones en español, hablaba de mi ascendencia mexicana y les contaba de qué era la canción. Les dije que si no les iba a molestar no entender, pero me dijeron que cuando Vikki Carr canta se entiende todo. En mis primeros discos en español escribí la letra para que el público pudiera seguirla, para mi yo sentí que posiblemente podría ser como una clase de español. Me alegro muchísimo porque sí luché mucho por el primero, sabiendo que mi español no era perfecto, trabajé con un productor de México tres meses, porque no quería que el mexicano, el latino, se pusiera a reir “mira, que esta pochita cree que puede cantar en español”, la verdad es que esos primeros discos fueron utilizados en universidades en las clases de español.

Alberto: A lo largo de tu carrera, ¿has grabado una mayoría de discos en español o en inglés?
Vikki: Casi son mitad y mitad, pero ultimamente ha sido en español. El último que he grabado en inglés fue uno de Navidad, hace como diez años.

Alberto: Estás escribiendo un libro sobre tus memorias, ¿cómo va?
Vikki: Nunca fue mi idea, fue por mi público, porque siempre en mi carrera he comentado sobre anécdotas, gente que he conocido, y muchos me preguntaban “¿por qué no escribes un libro?” “puedes inspirar a una mujer”. Para mi, no pensaba que había hecho cosas tan grandes como para ponerlas en un libro. Pero al fin dije “ok, lo voy a hacer”, porque antes de que se me vayan estas anécdotas hay que apuntarlas…cuando estuve en Vietnam, cuando estuve en Inglaterra representando a los Estados Unidos, esta pochita nacida en el Paso, TX y ahí estaba…me pongo a pensar “mira nadamás muchacha, lo que has hecho en tu vida”, con ayuda de una señora que me está ayudando poniendo mis palabras por escrito, ya está casi listo para presentarlo a una casa editorial en New York. No es un libro de chismes ni de escándalos, es de una niña que nació en una familia mexicana humilde, estricta, criada con la regla de oro que siempre ha tenido a Dios en su vida, con mamá y papá que me dieron todo y que me ayudaron a tener el éxito que he tenido.

Alberto: Háblanos de tu fundación para ayudar a jóvenes hispanos con becas escolares.
Vikki: Eso lo comencé porque yo estaba harta de escuchar cosas negativas del mexicano-americano en el Este de Los Ángeles, gracias a Dios yo tenía una mujer que trabajaba conmigo como mi representante y en relaciones públicas, ella se cansó de escucharme decir “no me gusta esto, no me gusta aquello” y me dijo “si algo no te gusta en la vida, tienes que hacer algo, no nadamás hablar, no me gusta que alguien nadamás esté sentado, quejándose de todo, ¿qué vas a hacer pués, plantada ahí diciendo todas las cosas malas? No!

Le deseamos mucho éxito a Vikki Carr con su disco Viva la Vida. Para comentarios sobre esta entrevista puedes escribirme a aorozco@adelantemagazine.com

Por: Alberto Orozco

Share.

About Author

Comments are closed.