Angeles en la Tierra

0

Una mujer muy joven y estudiante universitaria se fue a pasar vacaciones a la casa de sus padres. Una tarde decidió ir a visitar a sus viejos amigos que no vivían muy lejos de donde vivían sus padres. Visitó a sus amigos con los que pasó momentos muy agradables, recordando sus experiencias de cuando eran niños. Estaban teniendo tan buen tiempo que no se dieron cuenta de lo rápido que pasó el tiempo. Ya era de noche y la joven decidió regresar a casa sola. Sus amigos le ofrecieron acompañarla pero ella rechazó la oferta.

reconco2A su regreso a casa le tocó pasar por unos callejones oscuros y por una arboleda que no la dejaba ver claramente. Al avanzar en su camino paró por un momento y pidió a sus ángeles que la guiaran a su casa sin ninguna novedad y con seguridad. Al terminar su oración a sus ángeles se dio cuenta que en la esquina de el callejón estaba un hombre sospechoso y por su apariencia se veía que no tenía buenas intenciones. El hombre extraño parecía estar esperando por alguien. Ella continuó su camino un poco nerviosa y una vez más llamó a sus ángeles protectores y les pidió ayuda. Instantaneamente un sentimiento de paz y tranquilidad le invadió su cuerpo y sobretodo un sentimiento de seguridad. Ella sintió la presencia de alguien caminando con ella.

La joven llegó a su casa sin ninguna novedad y fue recibida por sus padres que la estaban esperando impacientemente. Al siguiente día por la mañana, ella leyó en los periódicos que una mujer joven había sido violada precisamente en los callejones por los que ella había caminado la noche anterior. Un sentimiento de terror le invadió y no pudo evitar el soltar el llanto. La tragedia le afectó mucho, especialmente porque ella había estado en el mismo lugar donde la joven fue violada. Le dio gracias a Dios y a todos sus ángeles por la protección recibida la noche anterior. Después de unos momentos en los cuales recobró su tranquilidad decidió ayudar a la joven violada y se dirigió hacia la estación de policía para ofrecer su ayuda en reconocer al criminal. Al llegar a la policía les contó toda su historia y les dijo que si tenían algún sospechoso arrestado ella podría ayudarles a reconocer al criminal. Un detective le preguntó que si se podía acercar a la ventana par ver si reconocía a alguno de los hombres que habían sido arrestados. Ella aceptó la invitación y al acercarse a la ventana y ver los hombres en línea, inmediatamente reconoció al hombre que había visto la noche anterior en los callejones. Cuando el hombre fue notificado que había sido identificado como el responsable de el crimen, se puso a llorar e inmediatamente confesó su crimen. Los investigadores de la policía le dieron las gracias y le preguntaron si había algo que ellos pudieran hacer por ella. Ella les respondió que si le podrían hacer una pregunta al hombre responsable de la violación. La joven estaba muy interesada en saber por qué el hombre no la había atacado a ella en vez de la otra joven. Los oficiales de investigación le hicieron la pregunta al hombre y su respuesta fue ”no la ataqué a ella porque no se encontraba sola. Ella iba caminando con otros dos hombres con los cuales ella iba conversando amenamente. Ellos estaban a ambos lados de ella” concluyó el criminal.

Esta fue una historia real que leí hace tiempo y la quería compartir con ustedes para recordarles que nunca podemos dejar de valorar el poder de la oración y para recordarles de nuevo que siempre hay alguien a su alrededor que los cuida. Y que esos protectores invisibles están a su disposición cuando ustedes les llaman.

Tus ángeles en general te ayudan:

· A reconocer que ellos siempre te escuchan

· Que siempre están contigo

· Te ayudan a recuperar la calma

· Encontrar mucha paz

· A aliviar tus penas por muy grandes que sean

· Realizar todos tus sueños

· Saber escuchar el susurro de todas tus bendiciones

· Te ayudan a lograr lo imposible

· Sobrepasar cualquier obstáculo

· A amar incondicionalmente

· A ser muy feliz

· Vencer problemas financieros

Cuando escuches los susurros de el viento, el canto de los pajaros, el sonido de las olas, una melodía agradable y angelical y cuando sientas la presencia de algo subliminal, recuerda que es precisamente en ese momento en que estás siendo visitado por ese mundo angelical. Ese mundo de seres espirituales cuyo trabajo es el de proteger a todos los seres humanos. Para terminar mi artículo, por favor no llores por aquellos sueños que no realizaste, no te quejes de tu pobre autoestima, no llores por el pasado, nunca te veas como una persona fea y sin gracia, no te quejes de la pobreza, y no dejes de amar con la misma intensidad como quieres ser amado.

Como siempre todas mis bendiciones y lo mejor de lo mejor en todo aspecto de tu vida y que toda la riqueza espiritual y financiera siempre toque las puertas de tu hogar y de todos tus seres queridos.

Por Oscar Reconco

Share.

About Author

Comments are closed.