Definitivamente No Es Suficiente

0

“Muy poco, muy tarde”. Quizás una frase cliché, pero una que describe exactamente la Administración del Presidente Obama para el manejo de la crisis en medicamentos para el VIH/SIDA. El mes pasado una carta de la Secretaria de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés), Kathleen Sebelius indicó que mientras es conocido que las listas de espera del Programa de Asistencia de Medicamentos contra el SIDA (ADAP, por sus siglas en inglés) han dejado a 2,090 personas sin acceso a los servicios del ADAP, 25 millones de dólares es lo que el gobierno estima como una respuesta suficiente. Debido a recortes de presupuesto, en la actualidad doce estados tienen listas de espera para el acceso a los servicios de ADAP, incluyendo a Florida-con el tercer lugar de más casos de VIH/SIDA en la nación- la cual estableció una lista de espera del ADAP en Junio. Grupos de apoyo han estado solicitando $126 millones de dólares como la respuesta necesaria a la situación que amenaza con desmantelar la infraestructura para la provisión de medicamentos de VIH a los americanos que no puedan costeárselos.

Dado que el costo de provisión de medicamentos para el SIDA es aproximadamente de $10,000 por paciente por año – los $25 millones asignados para el año fiscal 2010, propuestos por la administración, apenas sería lo suficiente para cubrir a las 2,090 personas que se encuentran en listas de espera. Se espera que el número de personas a ser adicionadas a las listas de espera seguirá creciendo ya que por la crís económica más personas calificarán para el ADAP. Por ejemplo, el estado de Florida espera añadir entre 250 y 300 nuevos pacientes por mes a la actual lista de espera. Hace tres meses una persona en la lista de espera en Carolina del Sur falleció. Si la administración considera que $25 millones es la solución a la crísis, entonces seguramente más muertes le seguirán.

Porque se sabe que las personas en tratamiento son mucho menos probables a transmitir el virus que aquellas que no lo están, esta respuesta débil de la administración del Presidente Obama podría también afectar de manera negativa los esfuerzos en la prevención del VIH que se enfatizan en la necesidad de las personas a realizarse el exámen, conocer su estatus y en caso de ser positivas, ser vinculadas al cuidado y tratamiento. Si no hay tratamiento, ¿dónde está el incentivo a realizarse el exámen?

Los Senadores Burr, Coburn y Enzi introdujeron el S. 3401, Ley de ACCESO AL ADAP, un proyecto de ley que provee un fondo de estímulo de $126 millones de dólares sin obligaciones para la eliminación de las listas de espera a través del Año Fiscal 2010. Este proyecto de ley no recibió el apoyo de la administración ni el Congreso.

La Presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, pudo haber exigido el apoyo de los Demócratas para asegurar la aprobación de esa ley y así terminar con las listas de espera.

Al contrario, ha permanecido silenciosa respecto a esta crísis. Aquí hay otro cliché, “Silencio=Muerte”.

Definitely Not Enough

“Too little, too late.” A cliche phrase perhaps, but one that accurately describes the Obama Administration’s plan for dealing with the HIV/AIDS drug crisis. Last month a letter from Secretary of Health and Human Services (HHS), Kathleen Sebelius indicated that while it’s known that the ADAP waits lists have left 2,090 individuals without access to their life saving medications, $25 million is what they feel is a sufficient response. Due to budget shortfalls, twelve states currently have waiting lists to access ADAP services, including Florida—with the nation’s third highest case HIV/AIDS load—which instituted an ADAP waiting list in June. Advocacy groups have been asking for $126 million as the necessary response to a situation that threatens to dismantle the infrastructure for providing HIV drugs to Americans that can’t afford them.

Given that the cost to provide AIDS medications is roughly $10,000 per patient, per year—the $25 million allocation for fiscal year 2010, proposed by the administration, would barely be enough to cover the 2,090 currently on wait lists. The number of people expected to be added to the wait lists will only continue to grow as the economic downturn results in more people qualifying for ADAPs. The state of Florida for instance, expects to add between 250 and 300 new patients per month to the current waiting list. Three months ago a person on the wait list in South Carolina died. If the administrations answer to the crisis considers $25 million as a fix then more deaths will surely follow.

Since it’s known that individuals who are on treatment are far less able to transmit the virus than those who are not, this weak response from the Obama administration could also negatively impact HIV prevention efforts which emphasize the need for individuals to get tested, know their status and if positive get linked into care and treatment. If there is no treatment, where’s the incentive to get tested?
Senators Burr, Coburn and Enzi introduced S. 3401, the ACCESS ADAP Act, a bill which provides $126 million in un-obligated stimulus funds to eliminate waiting lists through Fiscal Year 2010. The bill has failed to gain the support of the administration or Congress.

House speaker Nancy Pelosi could have galvanized support from Democrats to assure its passage and end the wait lists.

Instead, she’s been silent regarding this crisis. Here’s another cliché, “Silence = Death”.

Share.

About Author

Comments are closed.