El 116º Congreso de los Estados Unidos

0

El 116º Congreso de los Estados Unidos

Por:  Ally Bolour, Esq. – Bolour Immigration Group, APC

Sin duda, la inmigración seguirá siendo un tema clave para los próximos dos años, cuando se lleve a cabo una elección presidencial. Los políticos y los que aspiran a serlo pronto se ocuparán de sus posiciones. Todos, incluidos los restriccionistas de inmigración, deben rechazar cualquier respuesta vaga a la pregunta clara de reformar nuestras leyes de inmigración.

Los hechos son claros. América necesita inmigrantes. El mundo es cada vez más móvil y la competencia global es esencial para la supervivencia económica de nuestra nación. Los inmigrantes pagan a la seguridad social y al Medicare. La frontera es más segura que nunca. Un muro no es posible. Tenemos una obligación moral y legal con los refugiados. Para eliminar a aquellos que pretenden hacernos daño, debemos tener un registro completo de todas las personas en este país y proporcionar estatus legal a los indocumentados si son elegibles y no constituyen una amenaza para nuestra seguridad nacional. Sin embargo, después de casi 2 décadas de debate y éxito, estamos más lejos que nunca de cualquier reforma significativa.

Tristemente, tanto los Republicanos como los Demócratas han sido cómplices en el uso de la inmigración como un problema político. Ambos son culpables de mentir en cierta medida y han hecho promesas sin planes reales sobre cómo cumplir. Como resultado, las comunidades de inmigrantes, las familias, los niños y los Estados Unidos como nación han pagado un alto precio.

Nosotros, el pueblo, ya no debemos dar pases sobre el tema de la inmigración a nuestros representantes en el Congreso, ¡porque no merecen ninguno! Con la recaptura de la Cámara de Representantes, los Demócratas tienen una oportunidad única y quizás la última de deshacerse de sus promesas. De manera similar, con un gobierno dividido, los Republicanos tienen la oportunidad de ser socios en la solución del problema de la inmigración para las generaciones venideras. La reforma migratoria, puede y debe ser, una solución beneficiosa para todos.

El nuevo Congreso tendrá lugar la primera semana de enero de 2019, pero la carrera para el próximo Congreso y la Presidencia ya ha comenzado. Los miembros del congreso tienen un solo jefe: Tú! Averigua quién te está representando en D.C. visitando http://house.gov. Haz una cita para reunirte con ellos en sus oficinas locales. Ir a sus ayuntamientos. Pregúntales directamente cuál es su posición sobre la reforma migratoria. No te conformes con las respuestas enlatadas. Si no te gustan sus respuestas, desafíalos y, si aún no estás satisfecho, moviliza y vota en el 2020. Como hemos experimentado, TODO es posible, incluso deshacerse de los pesos pesados institucionales de los dos partidos que han sido nadamás sentados en sus oficinas de DC durante décadas más allá de sus fechas de vencimiento!

Viajaré a Washington D.C. en abril de 2019 para unirme a cientos de mis colegas de todo el país para abogar por una reforma migratoria. Si deseas que se cuenten tus historias o deseas acompañarnos (tendrás que cubrir tus propios gastos), llama a mi oficina al (323) 857-0034.

La defensa de la reforma migratoria no debería ser difícil, pero lo es. Es por eso que después de más de 20 años de este trabajo, cada vez que estoy deprimido, recuerdo dos verdades: 1. América es una nación de inmigrantes y 2. Nadie es ilegal.

Share.

About Author

Comments are closed.