La supervivencia del más apto

0

La supervivencia del más apto
Por: Dr. Damián Goldvarg

Acabo de llegar de un viaje a las Islas Galápagos y además de disfrutar unas vacaciones admirando la maravillosa flora y la fauna de las islas, me llamó mucho la atención cómo había mal interpretado por muchos años la teoría de Darwin de la evolución de las especies. Darwin encontró en las Islas Galápagos especies de animales y plantas que no existían en otras partes del mundo y sus observaciones le permitieron desarrollar su teoría de la evolución humana. Siempre creí que lo que Darwin había dicho era que las  especies que sobrevivían eran las más fuertes. Sin embargo, su teoría de la evolución indica que las especies que sobreviven son las que son capaces de adaptarse a las condiciones de su ambiente y no necesariamente las más fuertes.

Esto se puede aplicar a nuestras vidas y cómo las vivimos. ¿Cuál es tu capacidad de adaptarte a tu ambiente? ¿Cuál es tu nivel de flexibilidad para lidiar con tus seres queridos, con tu jefe, colegas y clientes? ¿Tienes la capacidad para enfrentar desafíos sin perder la calma y  tu actitud positiva? ¿Tu paz interior depende de las circunstancias de tu trabajo? ¿Te sientes incómodo cuándo alguien cambia tus planes? Conozco personas que se enferman por el estrés que encuentran en su trabajo y la falta de habilidades para lidiar con las tensiones efectivamente.

Otros que se deprimen como resultado de cambios laborales, incluyendo cambio de equipos, cambio de jefe o si se tienen que mudar de ciudad.  Tengo un amigo al que le cuesta mucho adaptarse a los cambios. Cuando hacemos planes para encontrarnos, sé que tiene muchas dificultades para cambiar el día,  la hora, el lugar para ir a cenar o la película que quería ver. Esa rigidez y  falta de flexibilidad le ocasiona muchas situaciones conflictivas con sus familiares y colegas del trabajo.

Es difícil  lidiar con alguien que necesita estar todo el tiempo en “control” de su entorno y que no tolera ningún cambio a lo que se había planificado.  La capacidad para modificar nuestras actitudes, comportamientos y  creencias nos permite adaptarnos a diferentes situaciones, vivir más relajados y encontrar un equilibrio entre nuestras necesidades y las de los otros. Cuando no toleramos el cambio, puede ser que nos frustremos,  enojemos y suframos.   La capacidad para adaptarnos a diferentes situaciones nos abre las oportunidades para  conservar nuestra paz interior, desarrollar relaciones saludables y alcanzar mayores niveles de felicidad.  Para poder desarrollar el “músculo” de la adaptabilidad, necesitamos ser conscientes de cuáles pueden ser los miedos que nos detienen a hacer cosas de una manera diferente o enfrentar lo que no estaba planificado. Muchas veces, detrás de la falta de adaptabilidad hay un miedo al fracaso, a lo desconocido, al ridículo u otro miedo que pueda detenernos para tomar acción.

La capacidad de identificar los miedos inconscientes y enfrentarlos es el primer paso para desarrollar habilidades para adaptarnos y lidiar con el cambio que es lo único estable.  Una vez que identificamos las creencias que pueden detenernos, el siguiente paso es explorar los beneficios y costos de las decisiones que tenemos que tomar.  Este análisis permite clarificar las consecuencias tanto de tomar o no tomar acción. También es interesante explorar si algunos cambios que hacemos en realidad son “superficiales” y  formas de evitar un cambio más real.

Cuando mis clientes se mudan de ciudades con el objetivo de mejorar sus vidas, a veces se olvidan que se llevan ellos mimos a cuestas y que aunque cambian de ciudad no cambian quién son ellos y tienen los mismos problemas que tenían en la antigua ciudad. Esto mismo se aplica a trabajos, relaciones, etc.  La capacidad de aprender de nuestras experiencias y aplicar lo aprendido es clave para enfrentar y adaptarnos a nuevas situaciones.

Te invito a que reflexiones al respecto y te preguntes: ¿Cuál es tu capacidad para adaptarte? ¿En que áreas es más fácil y en que áreas de tu vida es más difícil para ti adaptarte a las nuevas circunstancias?¿Tienes claros cuáles son tus miedos u obstáculos? ¿Hay algún paso que puedas tomar para ser más efectivo en adaptarte? Recuerda que tu capacidad para adaptarte está íntimamente relacionada con conservar tu paz interior y  alcanzar mayor niveles de felicidad en tu vida.

El Dr. Damian Goldvarg es coach de ejecutivos y  experto en desarrollo de liderazgo.  Escribe para Adelante por más de 15 años. Si quieres comunicarse con él, su correo es atusaluddg@aol.com.

 

Share.

About Author

Comments are closed.